Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ataque con el sello del atentado contra ‘Charlie Hebdo’ en París

La agresión armada de Copenhague se produce cinco semanas después de la registrada en la capital francesa

Flores en la sede del semanario Charlie Hebdo, en París, el 7 de febrero.
Flores en la sede del semanario Charlie Hebdo, en París, el 7 de febrero. AP

El ataque terrorista en Copenhague lleva el mismo sello que el atentado yihadista ocurrido en París contra la revista satírica Charlie Hebdo hace cinco semanas. Como denominador común, ambas agresiones armadas han tenido como objetivos a dibujantes que han realizado caricaturas de Mahoma, un hecho que los islamistas radicales consideran una blasfemia y un grave insulto a la religión musulmana.

El pasado 7 de enero, dos extremistas musulmanes, los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, de 32 y 30 años, penetraron en la sede de la revista satírica francesa y asesinaron a sangre fría a 12 personas, entre ellas ocho dibujantes y periodistas del semanario. Armados con fusiles Kalásnikov y encapuchados, los dos terroristas dispararon tiro a tiro contra los dibujantes, en varios casos tras asegurarse de su identidad. Uno de los primeros agredidos fue el director de la publicación, Stéphane Charbonnier, Charb.

Francia quedó conmocionada por el brutal ataque contra uno de los valores fundamentales de la República, la libertad de expresión. Dos días después, los hermanos Kouachi fueron abatidos por la policía en una imprenta de Dammartin, a unos 30 kilómetros al norte de París, en la que se habían refugiado tras ser localizados por la policía.

Charlie Hebdo estaba amenazada desde que en febrero de 2006 publicó unas caricaturas de Mahoma. En solidaridad con la revista danesa Jyllands-Posten, amenazada igualmente por haber publicado dibujos del profeta, Charlie Hebdo incluyó en sus páginas los diseños de sus colegas daneses. En 2011, la sede de la revista francesa fue atacada con cócteles molotov por unos desconocidos. La redacción se trasladó entonces al diario Liberation, al igual que han hecho ahora tras la matanza del 7 de enero.

La multitudinaria reacción en Francia y en el resto del mundo contra al ataque a Charlie Hebdo se concretó en la gran manifestación registrada en París y varias ciudades del país el 11 de enero. Casi cuatro millones de personas salieron a calle. En la capital francesa, medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno participaron en la protesta, que convirtió a París en la capital mundial contra el terror. Tras el atentado, Charlie Hebdo ha vendido ya ocho millones de ejemplares del número especial realizado tras la matanza. El siguiente número saldrá a la calle el próximo día 25.