Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara vota a favor de reconocer el Estado Palestino

Dos tercios de los eurodiputados abona por esa legitimación de la Unión Europea

El Parlamento Europeo ha aprobado “en principio el reconocimiento del Estado palestino y la solución de dos Estados”, según la medida resolución que han respaldado hoy un 66% de los eurodiputados. El texto añade que esa legitimación de Palestina “debería ir de la mano del desarrollo de las negociaciones de paz, que tienen que avanzar”, un elemento clave para que el Partido Popular Europeo (PPE), mayoritario en la Eurocámara, haya aceptado apoyar esta iniciativa de consenso entre populares, socialdemócratas, liberales, verdes e izquierda minoritaria.

Para lograr ese amplio respaldo, del que sólo se han apartado los grupos más euroescépticos, la resolución es menos ambiciosa de lo que pretendía inicialmente. Así, evita pedir directamente a los Estados miembros que reconozcan a Palestina y aclara que ese reconocimiento debe supeditarse a un proceso de paz. “Con este voto, el Parlamento Europeo ha rechazado claramente un reconocimiento incondicional al margen de las negociaciones pacíficas”, se ha apresurado a aclarar Elmar Brok, eurodiputado alemán del PPE y presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara, tras el voto celebrado en Estrasburgo (Francia).

Fuentes socialistas argumentan que este grupo, impulsor de la resolución, ha preferido enviar el mensaje de que la Eurocámara también se suma a esta demanda en un momento en que diferentes países europeos se movilizan por motivos similares, aunque ello suponga renunciar al elemento novedoso de pedir el reconocimiento inmediato de Palestina, sin necesidad de abrir un diálogo con Israel.

La decisión del Parlamento Europeo se produce después de varios movimientos de Cámaras nacionales europeas en el mismo sentido y, principalmente, tras el reconocimiento oficial que el Gobierno sueco aprobó a finales de octubre. Suecia se convirtió así en el primer país que dio ese paso una vez dentro de la UE. Las Cámaras de Reino Unido, Francia, España e Irlanda también han pedido a sus Ejecutivos que adopte la medida. Bélgica y Dinamarca han expresado intenciones similares.

La resolución se ha votado casi un mes después de que el Parlamento debatiera sobre ella y pretendiera votarla. Entonces la falta de acuerdo del Partido Popular Europeo con el resultado obligó a aplazar el pronunciamiento de los eurodiputados. El texto aprobado hoy, tras intensas negociaciones, subraya “el gran apoyo a la solución de dos Estados sobre la base de las fronteras de 1967, con Jerusalén como capital de ambos Estados, con un Estado de Israel seguro y un Estado palestino independiente, democrático, contiguo y viable, viviendo uno al lado del otro en paz y seguridad, sobre la base del derecho a la autodeterminación y el pleno respeto al derecho internacional”. Esa declaración consagra la aproximación que Europa ha mantenido en los últimos años sobre el conflicto israelo-palestino, sin novedades resaltables.

El Parlamento Europeo condena también la violencia en Oriente Próximo y resalta la importancia de consolidar la autoridad del Gobierno palestino. El texto insta a todas las facciones palestinas, incluida Hamás, a acabar con las divisiones internas. Respecto a los asentamientos de Israel, se alinea con los países miembros en la mayor dureza adoptada respecto a estas prácticas y recuerda que “son ilegales de acuerdo con el derecho internacional”. La Eurocámara desea que la UE facilite el proceso de paz en Oriente Próximo y solicita a la alta representante para la Política Exterior, Federica Mogherini, que impulse una posición común europea, algo en lo que Mogherini lleva trabajando desde que asumió el cargo, el pasado noviembre.

Además de esas peticiones, los eurodiputados han lanzado una iniciativa propia consistente en reunir a miembros de la Cámara europea con parlamentarios israelíes y palestinos. Con esa iniciativa esperan “desarrollar una agenda para alcanzar la paz y complementar los esfuerzos diplomáticos de la UE”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >