Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El triunfo del UKIP redobla la presión sobre Cameron

Los populistas logran el segundo escaño en Londres tras unos comicios parciales

Elecciones en Reino Unido 2015 Ampliar foto
Reckless y su esposa, ayer, tras conocer la victoria.

El partido populista y antieuropeo UKIP ha conseguido su segundo diputado en Westminster, al ganar las elecciones parciales del jueves en Rochester y Strood. La victoria añade presión al primer ministro David Cameron y potencia el efecto UKIP, que está logrando marcar la agenda política británica a seis meses de las elecciones generales, situando el control de la inmigración y el antieuropeísmo en el centro del debate político.

Las voces de diputados tories nerviosos reclamando al primer ministro un endurecimiento urgente de su política hacia la inmigración no se hicieron esperar. El veterano Peter Lilley, que estuvo en Gobiernos de Major y Thatcher, le instó a anunciar “un frenazo” en el número de personas que vienen a Reino Unido desde el interior de la Unión Europea. El discurso sobre política de inmigración que Cameron ha prometido dar antes de Navidad será determinante para ver hasta qué punto cede a la presión que UKIP ejerce en el ala más dura de su partido.

¿Quiénes le votan?

Las encuestas dan hoy al UKIP cerca de un 16% de intención de voto, el doble de lo que tenía el año pasado. Este es el perfil de sus votantes, según las encuestas de YouGov:

• El 48% votaba antes a los conservadores; el 17%, a los liberales-demócratas; el 15%,a los laboristas.

• El 57% son hombres.

• El 41% es mayor de 60 años; el 19%, menor de 40.

• El 61% es de clase trabajadora.

• El 58% no ha estudiado más allá de la secundaria. El 18% se ha licenciado en una universidad.

El candidato Mark Reckless, que forzó estas elecciones parciales al abandonar su escaño del Partido Conservador y pasarse a UKIP, volvió a ganar su asiento, esta vez para la formación antiestablishment a la que las encuestas dan cerca de un 16% en las generales. Reckless se impuso por 2.920 votos (42,1%) a la conservadora Kelly Tolhurst (34,8%).

La derrota, aunque anticipada por mayor margen en las encuestas, no deja de ser humillante para Cameron, que nunca dio la batalla por perdida. No es tradición que los primeros ministros se involucren en las elecciones parciales, pero él viajó hasta en cinco ocasiones a hacer campaña a esta circunscripción del sureste de Inglaterra y ordenó a sus diputados que viajaran cada uno tres veces. Este viernes Cameron quitó hierro a la derrota, destacando el escaso margen de apenas 3.000 votos, y se mostró confiado en que los conservadores volverían a ganar el escaño en mayo. “Estoy absolutamente decidido a recuperar este escaño en las próximas elecciones generales, porque cualquier cosa distinta a un Gobierno conservador pondría la recuperación en peligro y a Ed Miliband en Downing Street”, dijo.

La tercera más votada fue la laborista Naushabah Khan, que obtuvo el 16,8%. El partido de Ed Miliband, que tuvo durante 13 años esta localidad, hasta 2010, había dado la batalla por perdida y se disponía a contemplar desde la grada la derrota tory. Pero, como si fuera imposible que nada le saliera bien a Miliband, se las han apañado para acaparar buena parte de las críticas y titulares después de que una diputada laborista fuera obligada a dimitir por tuitear una foto que se ha interpretado como ofensiva para los vecinos de Rochester. Más aún (un 15,4%) cayeron los liberales-demócratas, socios del Gobierno, que no llegaron al 1% de los votos y cedieron el cuarto lugar a los verdes, que cosecharon el 4,2% de los apoyos.

Rochester and Strood no estaba contemplado como un territorio natural para UKIP, al contrario que Clacton, donde el partido obtuvo en octubre su primer diputado, el también tránsfuga tory Douglas Carswell. Existe el temor en el Gobierno de que se produzcan nuevas traiciones, después de que Reckless asegurara durante la campaña que estaba hablando con dos excompañeros que también planeaban pasarse a UKIP.

Más información