Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Atentado al Charlie Hebdo

El EI llama a la yihad a los franceses musulmanes en un nuevo vídeo

Tres combatientes instan a atentar contra los ciudadanos del país o a emigrar

Fotograma del vídeo difundido por Al Hayat, productora de los yihadistas.
Fotograma del vídeo difundido por Al Hayat, productora de los yihadistas.

Tres supuestos combatientes franceses del Estado Islámico (EI) apelan a sus compatriotas musulmanes a unirse a la yihad y amenazan a la población francesa, en un vídeo en el que hablan en francés difundido a través de los foros yihadistas. El Ministerio del Interior, a través de un portavoz contactado por este periódico, ha rehusado hacer ningún comentario sobre este nuevo documento gráfico por el momento. No descartaba que a lo largo del día el ministro Bernard Cazeneuve se pronuncie sobre esta nueva amenaza, que se une a la emitida el 19 de septiembre pasado, en la que los yihadistas convocaron al mundo a una cruzada contra los “sucios franceses”. Cinco días después asesinaban en Argel al montañero Hervé Gourdel.

El vídeo forma parte de la habitual propaganda yihadista. Difundido en miércoles, este jueves ya había sido retirado del canal Youtube. Según relata la Agencia EFE, la película dura siete minutos y la ha realizado la productora del Estado Islámico, Al Hayat. En ella, los yihadistas franceses aparecen en torno a una hoguera quemando sus pasaportes, mientras renuncian a su nacionalidad. Posteriormente, tres de ellos se dirigen directamente al espectador, rodeados por una decena de enmascarados, y lanzan amenazas directas a Francia, al tiempo que invitan a los musulmanes a atentar sobre suelo francés. "¿A qué esperáis? ¿Por qué aún no habéis emigrado? Puede llegar un día en que las fronteras estén cerradas y entonces solo os quedarán las lágrimas y el lamento. El camino hasta aquí es fácil", dice uno de los terroristas, identificado por el seudónimo de Abu Osama al Faranci (el francés).

Un segundo yihadista, con el seudónimo de Abu Maryam al Faranci, dice a sus compatriotas que "el mero hecho de ir a hacer la compra será para vosotros el terror", y se queja por la dificultad para las musulmanas de llevar el niqab (velo que solo deja al descubierto los ojos) en Francia. El tercero, Abu Salman al Faranci, insta a los musulmanes directamente a "no dejar dormir" a sus compatriotas, y a utilizar "las armas y los coches, o incluso veneno" para atacar a los "infieles".

La grabación llega cuando Francia se halla aún conmocionada por la presencia de dos de sus ciudadanos, Maxime Hauchard y Mickael Dos Santos, en el vídeo en que combatientes del EI decapitan al rehén estadounidense Peter Kassig y a 18 soldados sirios.

Las autoridades calculan que hay más de 1.100 franceses vinculados con redes yihadistas, de los cuales alrededor de 380 se encuentran actualmente en Siria e Irak. Francia aporta al Estado Islámico, denominado DAECH en este país para impedir la asociación inconsciente con una religión determinada, un tercio del total de los combatientes extranjeros.

Más información