El Senado de EE UU rechaza por un voto el oleoducto Keystone

En caso de ser aprobado, Obama hubiese optado previsiblemente por vetarlo

El oleoducto Keystone rechazado en el Senado de EEUUFoto: reuters_live | Vídeo: Reuters-Live

En lo que supone un respiro temporal para la Casa Blanca, el Senado de Estados Unidos votó este martes en contra del controvertido proyecto Keystone XL, un oleoducto de 1.900 kilómetros que debe trasladar petróleo de Canadá al Golfo de México. La norma se quedó a un solo voto de los necesarios para su aprobación en la cámara alta, que cuenta con mayoría demócrata. Fue apoyada por 59 senadores y rechazada por 41.

El proyecto que autorizaría el oleoducto de la empresa canadiense Transcanada fue aprobado la semana pasada por la Cámara de Representantes, de control republicano. En caso de haber sido validado también por el Senado, el presidente estadounidense, el demócrata Barack Obama, hubiese tenido que decidir si lo convertía en ley o lo vetaba, algo que solo ha hecho en tres ocasiones en sus seis años de presidencia.

Más información
Los republicanos imponen su agenda energética en el nuevo Congreso
Obama recobra el pulso tras la derrota
La Casa Blanca rechaza el oleoducto que iba a atravesar Estados Unidos

Previsiblemente, hubiese optado por la segunda opción dado que así lo había sugerido en el pasado. La Casa Blanca quiere esperar, según el procedimiento establecido, a que el Departamento de Estado —que lleva seis años analizándolo— concluya los estudios necesarios para conceder o denegar la autorización. En el pasado, Obama dijo que no aprobaría el oleoducto si supusiera un aumento significativo de las emisiones contaminantes. El proyecto se ha convertido en el emblema del debate sobre la energía sucia y el calentamiento global en EE UU.

Unas horas antes de la votación, el portavoz de la Casa Blanca, John Earnest, evitó especular si Obama vetaría la ley, pero dejó clara su oposición al proyecto. "Ciertamente es una ley que el presidente no apoya porque cree que es algo que debe de ser determinado por el Departamento de Estado y el proceso regular de evaluación en curso", apuntó.

Sin embargo, el rechazo del Senado solo supone una victoria temporal para Obama dado que en enero se constituirá la nueva cámara saliente de las elecciones legislativas de principios de noviembre y en la que los republicanos serán mayoría. Todos los senadores republicanos votaron a favor del Keystone, lo que anticipa que no tendrá problemas en ser validada en el nuevo Senado. La derrota de este martes supone un varápalo para la senadora demócrata por Luisiana Mary Landrieu que había presentado la ley en la cámara y que esperaba que la aprobación de la norma mejorará sus posibilidades de ser reelegida senadora en la segunda vuelta de las elecciones en ese Estado en diciembre.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Consciente de que a partir de enero los republicanos controlarán la Cámara de Representantes y el Senado, es posible que entonces Obama opte por respetar la votación favorable del Congreso y no vetar la norma, según fuentes cercanas al presidente citadas por el diario The New York Times. Varios asesores de la Casa Blanca han insistido en que no se tomará una decisión final hasta que un tribunal de Nebraska dicte sentencia sobre la ruta del oleoducto por ese Estado. Esa decisión llegará en enero, el mismo mes en que se constituirá el nuevo Congreso. Y es posible que entonces Obama, según dichas fuentes, tolere la aprobación del proyecto —al que se oponen con vigor las bases ambientalistas demócratas— a cambio de que los republicanos apoyen algunas de sus medidas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS