Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boko Haram niega el acuerdo de alto el fuego con el Gobierno nigeriano

El grupo terrorista asegura que las 200 niñas secuestradas "se han casado y convertido"

Una imagen del vídeo en el que Boko Haram niega el acuerdo.
Una imagen del vídeo en el que Boko Haram niega el acuerdo. AFP

La organización armada islamista Boko Haram ha negado que haya firmado un acuerdo de alto el fuego con el Gobierno de Nigeria, tal y como habían asegurado las autoridades del país el mes pasado. Además, afirma que las más de 200 niñas secuestradas en abril "se han casado y convertido al Islam".

Así lo ha confirmado el líder de la secta islamista, Abubakar Shekau, a través de un vídeo, en unas declaraciones que han sido publicadas en la web del canal británico BBC. "No hemos hecho un alto el fuego con nadie. Nosotros no negociamos. Es una mentira", ha sentenciado. Shekau asegura también tener en su poder a un ciudadano alemán —posiblemente un maestro— secuestrado en julio. Las imágenes no dan ninguna pista sobre la posible ubicación de los yihadistas ni de sus rehenes.

El pasado 17 de octubre, el gobierno de Nigeria anunció que acordó un alto el fuego con el grupo terrorista, que esperaba que condujese a la liberación de las más de 200 escolares secuestradas. Sin embargo, Boko Haram, que no había confirmado este anuncio, ha mantenido los ataques y secuestró el pasado 22 de octubre a otras sesenta niñas en el noreste de Nigeria.

En concreto, estas jóvenes fueron capturadas en dos localidades del estado de Adamawa: Waga Mangoro, donde los milicianos se llevaron a cuarenta niñas, y Garta, donde capturaron a otras veinte, según fuentes locales al diario nigeriano This Day. En este último ataque, los milicianos prendieron fuego a varias viviendas y degollaron a cuatro hombres antes de secuestrar a las jóvenes, la mayoría cristianas.

Esta semana, la secta islamista tomó el control de la ciudad de Mubi, en el noreste de Nigeria, matando a decenas de personas y obligando a huir a miles de ellas, según varios testigos. Una fuente de seguridad confirmó los hechos y la bandera negra de los yihadistas ondea ya en el Gobierno local.

El pasado 24 de agosto, el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, proclamó un Califato en la localidad de Gwoza, en el noreste de Nigeria, siguiendo así la estela del Estado Islámico, que ha hecho lo mismo en partes de Irak y Siria. Boko Haram, cuyo nombre significa 'la educación occidental está prohibida', persigue la creación de un Estado islámico en el norte de Nigeria, de mayoría musulmana, dejando así a un lado a los cristianos del sur.