Putin insta a Kiev a abrir negociaciones sobre la estructura estatal de Ucrania

Moscú busca una autonomía que tenga en cuenta los intereses de los rusohablantes en el país

El presidente ruso, Vladímir Putin, en Siberia.
El presidente ruso, Vladímir Putin, en Siberia.Alexei Druzhinin (AP)

El presidente ruso, Vladímir Putin, volvió a instar a Kiev a sentarse con los separatistas para negociar la paz y ponerse de acuerdo en dar al este de Ucrania una autonomía que tenga en cuenta los intereses de los rusohablantes. Además, Putin reprochó a la Unión Europea el apoyo que está dando al Gobierno ucranio y le recomendó que repensara su política hacia Kiev. Mientras tanto, Ucrania devolvió los diez paracaidistas que había detenido en su territorio y el Kremlin entregó a los 63 soldados que cruzaron la frontera hacia Rusia huyendo de los combates.

“Es urgente comenzar negociaciones sustanciales, pero no sobre temas técnicos, sino sobre cuestiones de la organización política de la sociedad y el modelo de Estado en el sureste de Ucrania”, declaró Putin en una entrevista divulgada por la televisión pública rusa. Las conversaciones deben tener como objetivo “garantizar los derechos legítimos de la gente que vive allí”, es decir, de la población rusohablante que es mayoría en las provincias de Donetsk y Lugansk.

Más información
Ucrania libera a los diez soldados rusos apresados en su territorio
La UE prepara nuevas sanciones a Rusia tras la incursión en Ucrania

Putin –como también lo hacen algunos políticos alemanes y austriacos-, aboga por un modelo estatal federativo para Ucrania, que les permita a las regiones tener un importante grado de autonomía tanto en lo que se refiere al idioma como a la gestión de sus finanzas. En materia política, deberían tener el derecho a elegir a sus autoridades, incluidos los gobernadores, quienes hasta hoy son nombrados directamente por Kiev, sin siquiera tener que contar para ello con el visto bueno de la asamblea legislativa provincial.

El líder ruso no ha ocultado que tiene pocas esperanzas de que esto pueda ocurrir pronto, debido a las próximas elecciones parlamentarias, convocadas por el presidente ucranio Petró Poroshenko para el 26 de octubre. “Los contendientes en los comicios querrán mostrarse como hombres y mujeres fuertes. A medida que suba el tono del debate político será más difícil buscar una solución pacífica y no militar”, señaló. Al mismo tiempo, opinó que es ingenuo pretender que los rebeldes se queden de brazos cruzados y esperen sentados las negociaciones prometidas mientras ven “cómo las ciudades y pueblos del sureste de Ucrania son bombardeados y arrasados” por las tropas de Kiev.

Los diez soldados rusos de las tropas aéreas que fueron arrestados el lunes pasado en territorio ucranio fueron devueltos a Rusia, país que, a su vez, permitió regresar a Ucrania a los 63 combatientes de la Guardia Nacional que habían cruzado la frontera huyendo de los combates en la zona y que se encontraban en territorio ruso. Este es el primer canje que realizan Moscú y Kiev; con anterioridad, el Kremlin había entregado unilateralmente a los soldados ucranios que habían pasado a Rusia en busca de refugio (cerca de medio millar, en total).

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Cuando capturó a los paracaidistas rusos, Ucrania acusó a Rusia de invasión y de estar participando directamente en la guerra en el este de Ucrania con sus tropas. Moscú trató de minimizar el incidente y explicó que los soldados habían cruzado la frontera aparentemente por casualidad, mientras patrullaban una zona limítrofe no señalizada. Como argumento a favor de que no cumplieran ninguna misión en territorio ucranio, Rusia hizo notar que fueron capturados con sus documentos y sin armas cargadas, algo inconcebible si realmente hubieran estado involucrados en una operación militar en territorio extranjero.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS