Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel bombardea grandes edificios de Gaza en la última fase de la ofensiva

Un millar de palestinos pierde su hogar tras atacar el Ejército sendos bloques de viviendas

Restos de uno de los edificios bombardeados este martes en Gaza.
Restos de uno de los edificios bombardeados este martes en Gaza. AFP

El Ejército de Israel ha bombardeado este martes dos grandes torres de apartamentos y locales comerciales de Gaza, destruyendo los hogares de cerca de un millar de palestinos, según indica el Ministerio de Interior de la Franja. El primer ataque se produjo en un bloque de 16 plantas conocido como Little Italy (Pequeña Italia), en el céntrico barrio de Al Nasser. En él había 60 apartamentos y cerca de 40 negocios. Seis proyectiles lo han hundido completamente y han causado 25 heridos. En no mucho mejor estado ha quedado otro edificio de 14 alturas en el barrio de Rimal, donde residían más de 450 personas. 15 de los vecinos han necesitado atención médica. En este bloque se encontraba la sede de una radio vinculada al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), indica la agencia Maan.

Israel no ha explicado expresamente qué objetivos estaba tratando de golpear pero ha insistido en que cada golpe busca atacar infraestructuras que estarían siendo usadas por comandos de Hamás o como puestos de control de los islamistas. El Ejército matiza que hizo llamadas de aviso a los residentes para que abandonasen los objetivos. Esto ha evitado claramente un número mayor de muertos y heridos, pero multiplica el de refugiados. Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) en los Territorios Palestinos, son ya 475.000 los gazatíes que han abandonado sus casas porque están total o parcialmente demolidas por los ataques. Parte están en colegios de la ONU y parte, en casas de familiares.

Varios testigos han denunciado que atacar estas torres altas, pese al aviso, implica un riesgo añadido, y es que, ante las carencias de electricidad en un territorio que apenas ha recuperado las seis horas de suministro en los mejores casos, los ascensores no funcionan y hay que ayudar a niños y a ancianos a salir en poco tiempo. Ya el sábado, Israel atacó desde el aire otro bloque de 12 plantas, causando 18 heridos y provocando su total derrumbe.

La jornada deja ya seis muertos en Gaza, dos de ellos empleados en la compañía local de electricidad que fueron alcanzados en su coche. 100 cohetes han sido lanzados contra Israel; uno de ellos ha impactado en una casa de Ashkelon, dejando 25 heridos leves.

Más información