Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Rothschild a cerebro económico de François Hollande

El nuevo ministro de Economía dejó de ser socio de la aristocrática banca para trabajar en el Elíseo

Macron, en una imagen de 2012.
Macron, en una imagen de 2012. AP

Emmanuel Macron, nuevo ministro de Economía, es un joven banquero de 36 años que ha diseñado la controvertida política económica del presidente François Hollande entre 2012 y junio de 2014. El diario Le Figaro lo denominaba el año pasado como “el cerebro derecho de Hollande”, mientras Le Monde, que destaca su talento y su capacidad de seducción, lo describe como “el hombre superlativo”. Otros lo definen simplemente como “el banquero que vino de Rothschild”.

Brillante, socio de la banca Rothschild con solo 33 años, culto (premio de piano de Amiens) Macron fue introducido en el círculo de Hollande por el economista Jacques Attali, que es ahora el autor de los principales análisis económicos destinados al presidente de la República. “Un joven de esta calidad humana e intelectual, yo no lo veo más que cada 10 años”, dijo de él Attali cuando se incorporó al equipo del Elíseo hace dos años. “Es un presidenciable”, añadió.

El liberal Macron ha participado muy activamente desde mayo de 2012 en todos los foros internacionales de alto nivel, pero de forma especial en las negociaciones europeas y en el G-20. Para algunos, se trata del verdadero inspirador de la política reformista de Hollande. El sueldo que recibía como asesor de Hollande era 10 veces inferior al que percibía como banquero. Su antecesor en el cargo, Arnaud Montebourg, le felicitó el martes a través de Twitter y dijo que había trabajado muy bien con él.

Hijo de una pareja de médicos, nacido en Amiens, tuvo una infancia acomodada. Estudió en los jesuitas y, ya con 16 años, se trasladó a París y se formó en Sciences-Po y en la prestigiosa Escuela Nacional de Administración (ENA), el granero de las élites políticas francesas. También estudió Filosofía y otras humanidades.

Está casado con Brigitte Trogneux, de 55, una profesora de francés en un elitista colegio católico de París. Macron fue alumno suyo de gramática francesa en el colegio de los jesuitas.

Más información