Hamás e Israel inician un alto el fuego de 72 horas en la franja de Gaza

Kerry y Ban Ki Moon anuncian el acuerdo que entrará en vigor este viernes

Comienza en Gaza una tregua humanitaria de 72 horasFoto: atlas

Israel y Hamás acordaron a última hora de este jueves un alto el fuego “incondicional y humanitario” que ha entrado en vigor este viernes de 1 de agosto a partir de las ocho de la mañana (siete de la mañana en la España peninsular), según anunciaron en un comunicado conjunto el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El acuerdo ha sido aceptado tanto por los palestinos como por Israel, que, a la par, enviarán “de inmediato sendas delegaciones a El Cairo para negociar, a invitación de Egipto, un alto el fuego más duradero”, según el comunicado. Continúa: “Las dos partes podrán sacar a relucir todos los temas que les preocupan en esas negociaciones”. Durante las 72 horas, las fuerzas israelíes seguirán desplegadas en la Franja.

Durante la tregua, cuyo objetivo es “proporcionar a los civiles inocentes un alivio muy necesitado de la violencia”, los residentes de Gaza podrán recibir ayuda humanitaria y “enterrar a sus muertos, cuidar a los heridos y reabastecerse de alimentos”, agrega el texto oficial, en el que Kerry y Ban piden que todas las partes se “contengan” hasta el inicio de la tregua y que “cumplan sus compromisos” mientras dure.

“Dependerá de las partes, de todas ellas, aprovechar este momento. No hay garantías”, subrayó Kerry en breves declaraciones desde Nueva Delhi tras anunciar el acuerdo de tregua.

Más información
Israel llama a 16.000 reservistas más para completar la ofensiva en Gaza
Naciones Unidas acusa a Israel y Hamás de violar la ley internacional
“Parece que lo que busca Israel son objetivos de política interna”
Egipto se alinea con Israel y evita mediar
EE UU se involucra de lleno en la búsqueda de un alto el fuego en Gaza

Hamás aseguró que respetará la tregua pactada, al tiempo que ha destacado que “todas las facciones palestinas están unidas en este asunto”. “Reconociendo la petición de Naciones Unidas y por consideración a la situación de nuestro pueblo, las facciones de la resistencia han acordado una calma humanitaria y mutua”, dijo el portavoz de la formación islamista, Sami Abu Zuhri.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Desde Washington, la Casa Blanca envió un mensaje de “fuerte apoyo” a la tregua que, indicó, espera que conduzca a un alto el fuego permanente. "La única forma viable de atender a las preocupaciones sobre seguridad de Israel y de permitir a los palestinos de Gaza llevar una vida normal”, subrayó en un comunicado.

En este sentido, “urgió” a todas las partes a comenzar las negociaciones en El Cairo “e inmediato” y prometió su “apoyo” para que concluyan de forma exitosa.

Pero el propio Kerry insistió en bajar las expectativas de éxito. “Estos no son momentos de felicitaciones y alegría, no es momento de nada salvo de mostrar una determinación seria por parte de todos para tratar de ver cómo se avanza”, dijo. “Es un respiro. Es un momento de oportunidad, no el final. No es la solución, es la oportunidad de buscar la solución”, insistió.

El anuncio de tregua se produjo tras aterrizar en India el secretario de Estado estadounidense y horas después de que la máxima autoridad de la ONU en Derechos Humanos, Navi Pillay, acusara a ambas partes de violar la legislación humanitaria internacional y perpetrar crímenes de guerra en la franja de Gaza. Kerry afirmó que la tregua es “una oportunidad” para la paz y que EE UU mandará una delegación a El Cairo.

Aunque Pillay censuró a Hamás por el lanzamiento de cohetes “de forma indiscriminada” desde zonas “densamente pobladas”, sus palabras fueron duras con Israel, a quien acusa de actuar con total “impunidad” en su ofensiva sobre la Franja, iniciada el 8 de julio y que ya ha provocado la muerte de más de 1.400 palestinos (la mayoría civiles) y 59 israelíes (casi todos soldados), además de 7.500 heridos.

Cuando un Estado no puede o no está dispuesto a investigar y enjuiciar a sus responsables, ha de aplicarse la justicia penal internacional Navi Pillay, alta comisionada de la ONU

“Están desafiando deliberadamente las obligaciones de la legalidad internacional”, acusó Pillay al Ejecutivo de Benjamín Netanyahu, al que insta a “rendir cuentas” por su ofensiva en Gaza y a poner fin “a los ataques y a la ocupación”. Las declaraciones de Pillay, una de las voces más beligerantes de la ONU con la actuación de las autoridades israelíes, llegan un día después de la muerte de 16 personas en un ataque contra una de las escuelas del organismo en Yabalia en la que 3.300 palestinos buscaban refugio.

Pillay desconfía de que Israel vaya a investigar “adecuadamente” los ataques aéreos y terrestres en Gaza. Ante la inacción de los responsables políticos israelíes, la Alta Comisionada de la ONU apeló al sistema de justicia internacional. “Cuando un Estado no puede o no está dispuesto a investigar y enjuiciar a sus responsables, ha de aplicarse la justicia penal internacional”, aseveró. “Y no podemos esperar de Israel la rendición de cuentas a través de procedimientos internos”.

Pillay señaló a EE UU como uno de los países que no está ejerciendo “toda su influencia” sobre el Ejecutivo israelí, especialmente por no alzar la voz contra él en el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU.

Pillay exhortó al resto de la comunidad internacional a reclamar a Israel sus “obligaciones” legales. “No podemos consentir que persista esta impunidad y que se siga sin rendir cuentas por lo sucedido”, remachó en una de sus últimas comparecencias en su puesto.

En la misma línea, el máximo responsable de la UNRWA, Pierre Krähenbühl, cargó este jueves contra el bombardeo de una de las escuelas de Gaza de las que es responsable. “Hemos sobrepasado el terreno de la acción humanitaria. Es tiempo de acción política y de depuración de responsabilidades", finalizó.

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en París. Previamente formó parte del equipo de EL PAÍS en Washington. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y posteriormente en la alemana Dpa, para la que también fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS