Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de muertos y heridos en un ataque con cuchillos en Xinjiang

La agencia oficial china Xinhua ha informado del ataque, que fue perpetrado el lunes

Un hombre observa a un grupo de la etnia uigur durante el rezo.  Ampliar foto
Un hombre observa a un grupo de la etnia uigur durante el rezo. REUTERS

Un grupo de agresores con cuchillos mataron e hirieron a decenas de personas en la prefectura de Kashgar, en la provincia autónoma de Xinjiang, en la zona noroccidental de China. La prensa oficial ha declarado el ataque como un acto “terrorista”, un concepto que cada vez se hace más presente en los medios chinos, y que afecta especialmente a las provincias donde hay una mayoría étnica diferente a la mayoritaria han.

Según la agencia estatal Xinhua, los atacantes superaban las docenas. Se lanzaron el lunes sobre la comisaria de policía del pueblo Elixku, y luego se desplazaron al pueblo Huangdi, atentando contra civiles y destruyendo “más de 30 vehículos”.

La policía, siempre según Xinhua, abatió a docenas de miembros de la banda, y enfatizó que el hecho de disparar contra los “pandilleros estuvo justificado, pues impidió más víctimas civiles, tanto han como uigures”.

Aún no se conoce el número de atacantes ni de civiles. La zona de Xinjiang está estrictamente controlada, impidiendo el acceso de prensa local y extranjera. Dilxat Raxit, un portavoz de una asociación que representa a la minoría étnica uigur —original de la zona y a la que se relaciona con el ataque— asegura que 13 hombres armados murieron en el episodio y 67 fueron detenidos.

La provincia, poblada principalmente por la minoría uigur, de etnia turca y practicantes del islam, ha sido lugar de enfrentamientos entre las autoridades centrales y separatistas uigures, que protestan contra el establecimiento de la minoría han en su territorio y el dominio de Pekín.

Pekín por su parte, los acusa de separatistas, y con mayor frecuencia, de “terroristas”. Los ataques han escalado desde 2009, cuando se registró el enfrentamiento entre han y uigures más importante, con un saldo de 197 muertos y miles de heridos, en su mayoría han. Tan sólo en el último mes de mayo se registraron dos ataques con bombas, que mataron a 42 personas.

Pekín ha anunciado una amplia campaña antiterrorista anunciada en editoriales oficialistas y hecha efectiva mediante una fuerte presencia policial. Decenas de uigures vinculados a anteriores ataques han sido arrestados, y el pasado 17 de junio 13 fueron ejecutados por crímenes terroristas.