Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los combates en Ucrania impiden investigar el lugar donde cayó el MH17

La misión de supervisión de la OSCE cancela una visita a la zona del accidente

Un hombre junto a restos del avión de Malaysia Airlines en Ucrania.
Un hombre junto a restos del avión de Malaysia Airlines en Ucrania.

Los expertos internacionales desplazados al este de Ucrania para inspeccionar el lugar donde cayó el avión Boeing 777 de Malaysia Airlines el pasado 17 de julio han cancelado la visita prevista para este domingo por los combates entre los militares del Gobierno de Kiev y los separatistas prorrusos.

Diez días después del derribo por un misil del avión en el que viajaban 298 personas de Amsterdam a Kuala Lumpur, aún hay restos humanos y del aparato esparcidos en la zona del impacto, a la que los investigadores solo han tenido un acceso parcial.

Alexander Hug, el número dos de la misión de supervisión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Ucrania, ha explicado que han decidido cancelar sus planes porque les han llegado mensajes que apuntaban a que "los combates continúan".

"La situación sobre el terreno parece ser insegura. Por ello, hemos decidido desplegarnos mañana por la mañana", ha explicado a la prensa, acompañado por sus colegas holandeses y australianos. "Los combates en la zona tendrán efectos probablemente en la zona del impacto", ha advertido Hug.

"La situación es demasiado inestable para trabajar en la zona", ha subrayado también el Ministerio de Justicia holandés en un comunicado. Los restos de numerosas víctimas han sido trasladadas ya a los Países Bajos, pero aún falta repatriar a 71 fallecidos.

Holanda y Australia son los países con el mayor número de víctimas en la tragedia -193 y 28, respectivamente. Los forenses holandeses han podido reconocer el área donde cayó el avión, pero no así la policía científica encargada de la investigación. Los combates entre el Ejército ucranio y los rebeldes prorrusos, pese a una frágil tregua en el entorno más próximo del accidente, han complicado las pesquisas para esclarecer las circunstancias del derribo del Boeing de Malaysia Airlines.

El Gobierno de Malasia ha anunciado este domingo un acuerdo con los separatistas prorrusos  para el despliegue de una misión internacional que permita asegurar la zona del accidente y garantizar una investigación independiente de las causas. Esta misión estaría integrada por 68 policías malasios que tienen previsto viajar la próxima semana a Ucrania, así como por fuerzas holandesas y australianas que esperan desde hace días dirigirse a la zona del accidente.

Los investigadores consideran crucial una vigilancia de la zona en la que están esparcidos los restos. Australia ha insistido ante las reticencias de los separatistas en que la misión policial que se pretende desplazar a la zona no supone una amenaza. "Lo único que queremos es un perímetro de seguridad para inspeccionar el lugar del accidente minuciosamente y recoger todos los restos", ha subrayado la ministra de Asuntos Exteriores australiana, Julie Bishop.