Kerry consigue un nuevo recuento en las elecciones presidenciales afganas

Tras mediación del secretario de Estado, los dos candidatos acceden a que se revisen unos ocho millones de votos

Ashraf Ghani Ahmadzai, en el centro, y Abdulá Abdulá, a la derecha, junto al secretario de Estado, John Kerry.
Ashraf Ghani Ahmadzai, en el centro, y Abdulá Abdulá, a la derecha, junto al secretario de Estado, John Kerry.REUTERS

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha anunciado que los dos candidatos presidenciales afganos, Abdulá Abdulá y Ashraf Ghani, han acordado realizar un nuevo recuento bajo supervisión de la ONU de los votos de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, celebrada el 14 de junio. Ambos se han comprometido a respetar los resultados finales.

El recuento comenzará dentro de 24 horas y contará con la supervisión de representantes tanto de Ghani como de Abdulá para garantizar que se realiza de forma adecuada. Además, se ha aplazado la fecha de toma de posesión, prevista para el 2 de agosto, para dar margen a la realización del cómputo. "Los dos candidatos se han comprometido a participar en y a someterse a los resultados de la auditoría más grande e integral. Todos y cada uno de los votos emitidos serán revisado", ha afirmado Kerry en una rueda de prensa conjunta con Abdulá y Ghani desde la sede de la ONU en Kabul.

"Esta es la señal más potente que pueden dar los dos candidatos sobre su deseo de restablecer la legitimidad del proceso", ha añadido el jefe de la diplomacia estadounidense.

Irregularidades

Los primeros resultados oficiales, aún parciales, otorgaban a Ghani la victoria con más del 56%  de los votos, mientras que Abdulá habría logrado poco más del 43%. Sin embargo, Abdulá ha denunciado irregularidades en el proceso y ha llegado a proclamarse vencedor de las elecciones.

La Comisión Electoral Independiente (CEI) anunció el miércoles su decisión de aplazar la publicación de los resultados preliminares, prevista para la jornada, para proceder a la revisión de los votos depositados en 2.000 colegios electorales, unos ocho millones de votos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Un responsable de la ONU indicó horas después que la demora busca tener en cuenta las denuncias formuladas por Abdulá, mientras que el equipo de campaña de Ghani afirmó que éste va en cabeza con una ventaja de más de un millón de votos, pero hasta el momento no hay cifras oficiales.

La elección iba a suponer el primer traspaso de poderes democrático en la historia de Afganistán. Ahora, la ONU teme que la disputa entre Abdulá, que cuenta con apoyo principalmente de la minoría tayika, y Ghani, miembro de la mayoría pastún, pueda incendiar las tensiones étnicas latentes en el país.

Abdulá ha acusado al presidente afgano, Hamid Karzai, de etnia pastún, de complicidad en el fraude electoral. La semana pasada miles de partidarios de Abdulá marcharon hacia el palacio presidencial.

Sin embargo, Karzai ha expresado en varias ocasiones su neutralidad en el proceso y ha negado que tenga la intención de quedarse en el cargo. Asimismo, le transmitió la semana pasada al enviado especial de Estados Unidos a Afganistán, James Dobbins, que el nuevo mandatario tomará posesión de su cargo el 2 de agosto, como estaba previsto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS