Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú responde con amenazas al fin de la tregua unilateral en el este de Ucrania

Putin advierte a Kiev que "pagará sus crímenes contra la población civil"

Vladímir Putin dice que defenderá a los rusos en Ucrania. Reuters Live!

De las palabras a los hechos: pocas horas después de que el presidente Petro Poroshenko enterrara el alto el fuego unilateral decretado 12 días antes, las fuerzas de Ucrania han reanudado este martes su operación para aplastar a los rebeldes en las zonas orientales del país. Así lo confirmó Alexandr Turchínov, jefe del Parlamento, quien aseguró que las tropas ucranias han lanzado este martes "ataques contra las bases y puestos fortificados" de los separatistas, mientras Rusia exigía a Kiev abstenerse de bombardear las ciudades y le advertía que "deberá pagar por los crímenes contra la población civil» si no implementa «un alto el fuego real".

En un encuentro con los embajadores acreditados en Moscú, el presidente Vladímir Putin anunció que defenderá los intereses de los rusos étnicos en el exterior, pese a la revocación, la semana pasada y a petición suya, de la orden que le permitía usar sus tropas en Ucrania. También endosó a Poroshenko "toda la responsabilidad" por la reanudación de la ofensiva bélica. "Hasta ahora, Petro Alexéievich (Poroshenko) no tenía una relación directa con las órdenes para emprender acciones militares. Ahora ha asumido toda la responsabilidad, no sólo la militar, sino también la política, que es más importante", dijo Putin.

El jefe del Kremlin lamentó que los esfuerzos diplomáticos de Rusia, Francia y Alemania no pudieran "convencer (a Poroshenko) de que el camino hacia una paz segura, sólida y duradera no puede pasar por la guerra".

También reconoció que las relaciones con Washington han empeorado, pero «no por culpa de Rusia». Según el presidente ruso, Estados Unidos ignora los intereses de Moscú e intenta imponer su voluntad de forma unilateral, hablando con "tono de mentor y de ultimátum". El líder ruso reafirmó su disposición a dialogar con la Casa Blanca, "pero sólo en pie de igualdad".

A pesar de los esfuerzos tanto de algunos países europeos —Francia y Alemania a la cabeza— como de Rusia para conseguir una prolongación del alto el fuego, Poroshenko rechazó prorrogarlo y anunció en la noche del lunes la reanudación de la ofensiva contra los rebeldes. La decisión, contraria a lo negociado telefónicamente a cuatro bandas por el presidente ucranio, el ruso Vladímir Putin, el francés François Hollande y la canciller alemana Angela Mekel, fue tomada por el presidente ucranio debido, según algunos analistas, a las presiones nacionalistas internas. Diversos grupos le habían exigido por carta que pusiera fin a la tregua y entregara armas a los voluntarios dispuestos a marchar al este de Ucrania.

Se reanudan las maniobras en la frontera entre Rusia y Ucrania. Reuters Live!

"Vamos a avanzar y vamos a liberar nuestra tierra", afirmó Poroshenko en el mensaje a la nación del lunes por la noche en el que dio a conocer su decisión de reanudar lo que Kiev llama "operación antiterrorista". Poroshenko dijo que la "gran oportunidad de dar vida al plan de paz" fue desperdiciada debido a que, según él, "la dirección política de los separatistas mostró su falta de deseo o su incapacidad de controlar a sus unidades terroristas".

Rusia, sin embargo, considera que ha habido presiones extranjeras. En un comunicado del Ministerio de Exteriores, se dice que «da la impresión de que Kiev reconsideró su posición […] no sin influencia exterior y en contra de las posiciones de los líderes de la Unión Europea». Aunque Moscú no especificó a quién se refería, la semana pasada el ministro Serguéi Lavrov había denunciado que Estados Unidos continuaba empujando a Ucrania a la confrontación con Rusia.

Mientras tanto, en las proximidades de Donetsk, tropas gubernamentales ucranias han librado intensos combates contra los rebeldes prorrusos. La agencia local Ostrov informó de choques armados en Marinka y Kárlovka, a sólo unos 20 kilómetros al este de Donetsk. El ministro del Interior ucranio, Arsén Avákov, aseguró por su parte que los insurgentes habían asaltado la delegación regional del Ministerio del Interior en Donetsk, con el resultado de al menos un policía muerto y varios heridos, algunos de ellos de gravedad.

En la provincia de Lugansk, la otra zona donde los separatista han proclamado, como en Donetsk, una República Popular, dos periodistas del canal ruso REB TV resultaron heridos cerca del poblado de Izvarino, después de explotar un proyectil probablemente de mortero. En la noche del domingo perecieron dos periodistas rusos en la zona, elevando a cuatro el número de reporteros muertos en el conflicto (cinco, si se incluye al intérprete de uno de ellos).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >