La ONU considera crímenes de guerra los asesinatos de soldados iraquíes

La comisionada de Derechos Humanos denuncia centenares de "ejecuciones a sangre fría"

Los prisioneros de los yihadistas son puestos en fila y mantenidos con la cabeza abajo.
Los prisioneros de los yihadistas son puestos en fila y mantenidos con la cabeza abajo.AP

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha condenado este lunes los asesinatos "a sangre fría" de soldados iraquíes apresados por los insurgentes del Ejército Islámico de Irak y el Levante (EIIL), y ha destacado que los considera "crímenes de guerra". Los yihadistas se jactaron este domingo de haber "ejecutado” a 1.700 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes en su avance hacia Bagdad y acompañaron el anuncio de imágenes de milicianos que disparaban a hombres con las manos atadas.

Ante la magnitud de estas cifras, Pillay ha señalado que los informes recabados de "varias fuentes" apuntan a que centenares de hombres han sido asesinados "en los últimos cinco días", incluidos militares que se rindieron a los yidahistas del EIIL y personas ligadas al Gobierno del chií Nuri al Maliki, al que combate el grupo suní. "Aunque las cifras no han podido ser verificadas aún", ha subrayado la alta comisionada de la ONU, estas "ejecuciones a sangre fría", aparentemente sistemáticas,  constituyen "muy probablemente crímenes de guerra".

Más información

En la última semana, el EIIL ha lanzado una ofensiva sobre el norte y el centro del país y ha conseguido hacerse con el control de importantes ciudades, provocando el éxodo de la población chií. Según la comisionada para los Derechos Humanos, los asesinatos reivindicados por los yihadistas se han producido principalmente en la región de Tikrit. Entre las víctimas, la ONU cuenta también al imán de la Gran Mezquita de Mosul, que según sus datos fue asesinado el pasado 12 de junio por "negarse" a prometer lealtad a los insurgentes tras la toma de la ciudad. Naciones Unidas afirma que ha recibido también información de la "ejecución" de otros líderes religiosos; concretamente, la de 12 imanes de la misma ciudad ante la mezquita de Al Israa, el 14 de junio, por rechazar la colaboración con los yihadistas.

Navi Pillay ha denunciado que el "lenguaje" utilizado por el EIIL para intimidar a la población iraquí, al amenazar con que liquidará a las "manadas de corderos" que se opongan a su avance, "alimenta las tensiones sectarias" con el fin de sacar ventaja del caos en el que está sumido el país. Ha advertido, además, que los combates y "la violencia extrema" que sufre Irak suponen un peligro para la estabilidad en toda la región, por lo que ha urgido a "todos los responsables políticos y religiosos del país a unirse" contra los intentos de romper el país.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50