Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los albergues en Arizona, saturados por los menores inmigrantes

Un legislador pide a Barack Obama "acciones inmediatas" para mejorar las condiciones de los lugares

El alcalde de Nogales, Arturo Garino, habla a los medios de la migración.
El alcalde de Nogales, Arturo Garino, habla a los medios de la migración. AP

El aumento de los menores inmigrantes que intentan cruzar la frontera de EE UU ha provocado una emergencia humanitaria que ha llevado a los albergues situados en la frontera a una situación límite. Así lo ha denunciado el congresista Raúl Grijalva (demócrata, de Arizona), quien en una carta dirigida al presidente Barack Obama, afirma que un centro de hospedaje para menores no tiene las condiciones para recibir a los niños y adolescentes que ahí buscan refugio. En 2013, más de 24.668 menores indocumentados ingresaron a refugios para su cuidado. En este año, se espera que superen los 60.000 según las proyecciones gubernamentales.

En la carta, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, el legislador afirma que “entiende que los recursos son escasos, y que se necesitan acciones inmediatas; pero este lugar no está en condiciones de tener a los niños. El sitio abrió hace poco después de haber estado cerrado siete años y no cuenta con fontanería en su interior”.

El congresista pide además al mandatario que detalle, por escrito, las mejorías y el tiempo en que serán completadas. También solicitó informes sobre otros lugares considerados para albergar a los niños en caso de que no se puedan realizar las remodelaciones necesarias para hacer “habitable” el albergue referido.

Los niños, algunos tan pequeños como de tres o cuatro años, son provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala y también de México, según detalló el propio Grijalva.

El alcalde de Nogales, Arturo Garino, entró al establecimiento habilitado por la Patrulla Fronteriza a principios de esta semana. Explicó que los niños estaban siendo atendidos en el lugar y luego enviados a otros refugios donde se busca que se reúnan con sus familias.

Según Garino, los niños se dividen según sexo y edad y tienen acceso a dos cafeterías y baños portátiles. Informaciones de medios locales han mencionado que parte de la comida que han recibido estaba en mal estado.

Asistencia consular

El Gobierno de El Salvador informó este miércoles que estaba dando asistencia consular a los menores que han llegado a Arizona.“Se está dando la debida protección consular a los 337 menores salvadoreños que han sido identificados y que permanecen en el Centro de Procesamiento de Nogales”, afirmó el canciller Hugo Martínez.

El funcionario explicó que la ayuda consiste en elaborar documentos de viaje y las autorizaciones de padres o familiares cercanos para apoyar los procesos de reunificación familiar.

Aunque hasta ahora la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA) está coordinando el trabajo entre agencias para lidiar con la crisis de niños migrantes, todavía persisten dudas respecto a la sostenibilidad de esta situación en estados fronterizos.

Recientemente, el Comité de Trabajo, Salud y Servicios Humanos del Senado acordó destinar 1.940 millones para atender el problema. Casi el doble de lo que había solicitado la Administración federal en su propuesta de presupuesto. Pero la iniciativa aún debe ser aprobada por el pleno del Senado y por la Cámara de Representantes, de mayoría republicana.