Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Modi: “Voy a trabajar sin miedo ni odio y voy a hacer justicia para todos”

El nacionalista hindú toma posesión como primer ministro ante su homólogo paquistaní

Sharif se convierte en el primer jefe de Gobierno de Pakistán que asiste a la ceremonia

Imágenes de la toma de posesión de Narendra Modi en India. REUTERS-LIVE!

“Vamos a escribir un futuro glorioso para India”, prometió el nacionalista hindú Narendra Modi al tomar posesión hoy como nuevo primer ministro de India. Modi, del partido Bharatiya Janata, derrotó en unas históricas elecciones al Partido del Congreso liderado por la familia Gandhi, que ha gobernado India por la mayor parte de su historia. Hacía 30 años que un partido no ganaba las elecciones con mayoría absoluta.

“Voy a trabajar sin miedo, enojo u odio y voy a hacer justicia a todos como lo dice la Constitución”, dijo en la ceremonia a la que asistieron cuatro mil personas, entre ellos jefes de Estado de los países vecinos, empresarios, estrellas de Bollywood y la familia Gandhi. Pero fue la presencia de Nawaz Sharif, el primer ministro de Pakistán, la más comentada.

Por primera vez un primer ministro de India inició su mandato en presencia de su homólogo paquistaní

Por primera vez desde su fundación en 1947 un primer ministro de India inició oficialmente su mandato en presencia de su homólogo paquistaní. Nawaz Sharif, jefe del Gobierno paquistaní, asistió hoy a la toma de posesión del nacionalista hindú Narendra Modi.

India y Pakistán, que estaban unidos bajo la colonia británica, son enemigos acérrimos, potencias nucleares y han librado tres guerras desde la partición.

La invitación de Modi a Sharif —realizada poco después de su arrolladora victoria en las legislativas— es muy relevante. Los analistas destacan que Modi, ultranacionalista de derechas, tendrá una política de seguridad más dura que el gobierno del Partido del Congreso y que tomará medidas más drásticas contra los ataques terroristas de origen islamista en territorio indio. La visita ha sido vista como un golpe maestro de diplomacia entre los dos países.

“Pakistán e India tienen una oportunidad histórica para acabar con la parálisis”, dijo al llegar a Nueva Delhi Sharif a la televisora NDTV. Aseguró que Los dos gobiernos tienen un fuerte mandato, lo que puede ayudar a dar paso a una nueva página a sus relaciones. “Debemos quitar los miedos, desconfianza y recelos del otro”, dijo

El primer ministro indio, Narendra Modi (izq), y el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif. ampliar foto
El primer ministro indio, Narendra Modi (izq), y el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif. AP

Las reacciones a la visita del primer ministro paquistaní han sido positivas. Entre ellas la del gobernador de la disputada Jammu y Cachemira en India, Omar Abdullah, que tuiteó “muy contento de que el primer ministro paquistaní aceptara la invitación, muestra que él puede vencer a las fuerzas adversas a las buenas relaciones con India”.

“Este es un buen gesto de las dos partes. Esperemos que su visita mejore las relaciones entre los dos países”, asegura por teléfono el excomisionado de India en Pakistán Gopalapuram Parthsarthy. Los analistas creen para Sharif fue una decisión difícil, ya que tuvo que enfrentarse con los sectores más radicales en Pakistán. Incluso recibió una amenaza del grupo islamista Lashkar-e-Toiba.

La invitación y visita de Sharif es un brillante paso diplomático de ambos países, pero falta mucho trabajo por hacer para mejorar las relaciones entre ellos apunta el director del think thank Instituto para el Manejo de Conflictos, Ajai Sahni. “Es una buena señal a muchos niveles y nos indica que Modi tiene el mandato de tomar decisiones firmes. Va a tomar iniciativas y al menos estamos viendo que Sharif está abierto a ellas”, asegura. Aunque este analista matiza que Sharif “forma parte de una política de doble cara de Pakistán en cuanto al terrorismo islamista”.

Islamabad ha informado liberará 150 presos indios de cárceles paquistaníes

El martes, un día después de la toma de posesión, Modi y Sharif tendrán un encuentro de media hora que los analistas consideran que será un primer acercamiento en el que no se espera que tomen decisiones importantes, pero sí que sea una oportunidad para futuras ocasiones de diálogo. En un gesto de buena voluntad, Islamabad ha informado liberará 150 presos indios de cárceles paquistaníes coincidiendo con la toma de posesión.

Modi es un líder muy polémico que divide en India. Mucha gente lo considera el líder fuerte que India necesita, enfocado en los negocios y en el desarrollo. Para otros, es autoritario y no olvidan la mancha más negra en su historia: la ola de violencia en 2002 en Gujarat. Aunque el Tribunal Supremo no encontró suficientes evidencias para inculparlo, muchos creen que no hizo suficiente para detener la muerte de unas 1.00 personas, la mayoría musulmanes, en el Estado que él gobernaba desde 2001.

Además de Pakistán, los líderes todos los países de la Asociación del Sur de Asia para la Cooperación Regional (SAARC, por sus siglas en inglés) acudieron a la ceremonia de toma de posesión del hinduista. Los medios indios hicieron eco de esta “imagen histórica” en la que los líderes de los países vecinos felicitaban al nuevo líder.

La página web del primer ministro fue actualizada inmediatamente tras la toma de posesión. “Soñemos juntos en una fuerte, desarrollada e inclusiva India que se involucra con la comunidad global para fortalecer la causa de la paz mundial y el desarrollo”, dice. Modi dice que cree en el poder de la tecnología y los medios sociales para comunicarse con la gente.