La ONU cifra en 350 los muertos por corrimientos de tierras en Afganistán

El gobernador de Badakhshan afirma que 2.100 personas permanecen atrapadas bajo tierra

Un deslizamiento de tierras deja centenares de muertos en Afganistán.

Un deslizamiento de tierras ocurrido este viernes en la región de Badajshán, al noreste de Afganistán, ha dejado al menos 350 muertos y 2.000 desaparecidos, según la ONU. La organización multinacional ha añadido que la operación de rescate, coordinada por la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria (OCHA, por sus siglas en inglés), está ya en marcha para dar apoyo a las autoridades de esa región. Según la agencia de la ONU, que ya ha mandado mantas y tiendas de campaña, se necesita agua potable, medicinas y comida "inmediatamente".

"Había más de 1.000 familias viviendo en esta zona", declaró a la agencia Reuters un portavoz del gobernador de Badajshán. "Un total de 2.100 personas, hombres, mujeres y niños, están atrapados". Un oficial de la policía declaró minutos antes que 500 personas estaban desaparecidas, y que se daban por muertas. Añadió, además, que sería poco probable que los rescatados siguieran con vida y que incluso vivos, con el equipo de rescate disponible, sería difícil sacarlos de debajo del barro y las rocas.

"El acceso a la zona se lleva a cabo por carreteras secundarias por las que la maquinaria pesada no puede pasar", dice el comunicado de la ONU que también añade que militares de la OTAN están en contacto con el Ejército afgano para llevar a cabo la misión de rescate.

Fuentes consultadas por la cadena estadounidense CNN han explicado que un primer alud sepultó unas 300 viviendas de la zona de Argo, situada en un área montañosa. Posteriormente, un segundo deslizamiento de tierras sepultó a cientos de personas que habían acudido a zonas cercanas para tratar de rescatar a las víctimas iniciales.

El corrimiento de tierras se ha producido una semana después de las fuertes lluvias que se sumaron al deshielo de la nieve de esta región montañosa y que, según la BBC, dejaron 150 muertos.

Badajshán tiene frontera con Tayikistán en el norte y con Pakistán en el sur. Es una región con poca densidad de población y compuesta principalmente por una mayoría tayika a la que se suman miembros de las comunidades uzbeka y kirguís. Su situación geográfica convirtió a Badajshán en la única región que no controlaron los talibán durante los años en que estuvieron en el poder.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS