Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un México de muchos cárteles chiquitos del narcotráfico

Un alto funcionario del gobierno mexicano disipa las interrogantes sobre el futuro del país tras la captura de 'El Chapo' Guzmán

Joaquín 'El Chapo' Guzmán, detenido el 22 de febrero.
Joaquín 'El Chapo' Guzmán, detenido el 22 de febrero. AP

La detención del Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, el pasado 22 de febrero ha disparado interrogantes sobre qué podría pasar con el cartel de Sinaloa, la poderosa organización ligada a su nombre. Hacer ese cuestionamiento equivale a preguntarse qué va a pasar con el narcotráfico y, por tanto, con la violencia en general en México.

Un alto funcionario del gobierno mexicano ha accedido a contestar algunas de esas interrogantes a condición de no ser identificado. El entrevistado destaca que los sucesores de El Chapo no serán necesariamente los que han sido mencionados en la prensa, y que hoy el reto para este país es que hay muchos nuevos cárteles chiquitos, que "son más difíciles de ubicar".

Una de las cosas que más se ha discutido desde el momento mismo en que supo que la Marina de México detuvo a El Chapo en Mazatlán, es quién estaría ocupando su lugar en la organización. “Hay muchos cuentos, algunos hablan del Mayo, otros del Azul (Ismael Zambada y Juan José Esparragoza, respectivamente). Por lo que pudimos ver, (los sucesores) son hombres que ni siquiera conocemos. Es decir, como autoridad sí los tenemos fichados, pero que no sabíamos que tenían la importancia que tienen en el cartel, es decir que tienen más importancia de lo que se les había considerado”, dijo la fuente.

¿Qué hay sobre quién le protegía en la zona, están investigando al gobierno local?

“Desde luego, pero no podemos decir que estamos investigando al gobierno local, no, estamos investigando quién, cómo, de qué manera le ayudaban. Si no somos capaces de destruir la organización, de nada sirve detener a los jefes. Si usted se ha fijado, primero nos metimos con el Cartel del Golfo, y prácticamente lo deshicimos; después con los Zetas, y prácticamente los deshicimos. Hoy estamos terminando con los Templarios. Ya entramos a este (el de Sinaloa), lo vamos a tratar de deshacer completo, este es el más organizado, este es el más grande, el que más dinero tiene. Nos va a costar más trabajo, es más sofisticado, pero desde luego vamos por todo, por los que tiene adentro, por los que tiene afuera, por los que le ayudaban. Pero vamos por todo.

"Ha habido muchos mitos en cuanto a esto. Se decía que al Chapo se le protegía, creo que se acabó ese mito, está totalmente claro que no es el caso, pero tampoco podemos quedarnos con los brazos cruzados en caso de que tenga cómplices, en el que caso de que los haya también van a ser consignados. Obviamente con evidencia, no consignaremos a nadie porque alguien nos diga con el dedo ‘este es culpable de algo’ si no tengo evidencia (en clara referencia a los fiascos judiciales de la administración de Felipe Calderón, donde diversos megaprocesos basados en testigos protegidos al correr del tiempo se han ido cayendo). No creemos en los testigos protegidos, sino en las evidencias. Porque alguien que está en ese esquema para salvarse puede acusar a su papá, a su mamá o le puede decir al gobierno quién mató a Kennedy”.

¿Están siguiendo la pista del dinero?

“Una de las pistas más importantes que nos llevó a encontrarlo fue la del dinero, fue muy importante seguirle su gasto”.

¿Por qué no se le han fincado a Joaquín Guzmán Loera cargos por asesinato?

“Van cinco acusaciones, falta un sexto proceso, le estamos metiendo todos los cargos que podemos. Tiene cargos mucho más graves que simple asesinato. Aquí no es solo asesinato. Se le acusará por la forma de asesinar, por el número de asesinatos. Por ejemplo, por homicidio múltiple y por homicidio con violencia, por inhumación, etcétera, y con cargos agravados. Le estamos metiendo todos los cargos que podemos, yo creo que si le acumuláramos años de penas llegaríamos a unos 300 o 400 años”.

¿Estuvieron presentes agentes norteamericanos en la detención del Chapo?

“Ninguno”.

¿Ni en la zona?

“Ninguno”.

¿El gobierno de México va a extraditar a Estados Unidos a Guzmán Loera?

“Tenemos que ver como evoluciona la situación, pronto no. Tenemos que ver la conveniencia de ambos países, tenemos que medir hasta donde conviene para ambas naciones, por muy diversas razones, y esto no está determinado todavía”.

Sobre la cooperación con Estados Unidos, la fuente dijo que en el gobierno creen que en Washington tienen más confianza en México y que “el intercambio de inteligencia es mucho más amplio”.

¿Cómo ha afectado a distintos carteles la estrategia de este gobierno?

“El Cartel del Golfo había disminuido enormemente… Los Zetas hoy prácticamente no existen. Los Templarios prácticamente no existen. No tienen capacidad de operación, están muy desarmados.

“Llevamos un año y meses y logramos desarmar el problema en cinco de los siete estados más delicados, el problema de violencia y el aspecto delictivo. El resultado en el caso de Michoacán es impresionante, Nuevo León es impresionante, La Laguna es impresionante, Chihuahua es impresionante, Baja California es impresionante, Veracruz es impresionante. En Tamaulipas hemos reducido el problema pero diría que es de los dos estados que nos quedan pendientes”. (La fuente no quiso identificar al otro estado al que considera que no ha habido avances suficientes).

¿Esto quiere decir que el Cartel de Sinaloa tenía controlado todo el tráfico de drogas?

“No, ahora hay muchos cárteles nuevos, chiquitos, y más chiquitos son más difíciles de ubicar”.