La policía encuentra armas en la Embajada palestina en Praga

Un portavoz de la legación contradice la versión ofrecida por el ministro de Exteriores palestino sobre la muerte del embajador

La Policía checa ha encontrado armas en la embajada de la Autoridad Nacional Palestina en Praga, según ha indicado este jueves una portavoz, un día después de que la explosión de una caja de seguridad se cobrara la vida del embajador Jamal al Jamal.

"Sí, puedo confirmarlo", ha señalado la portavoz, Andrea Zoulova, a Reuters tras una información sobre el supuesto hallazgo de armas, si bien no ha querido dar detalles sobre el tipo o la cantidad de armas encontradas. El jefe de la policía checa, Martin Vondrasek, declaró en la radio pública que dichas armas "no han sido registradas en la República Checa" y atribuyó la explosión que mató a Jamal a "un torpe manejo de un explosivo".

El semanario checo Respekt  afirma en su web, citando fuentes policiales no identificadas, que el arsenal encontrado en la legación diplomática incluía metralletas y era suficiente para equipar una unidad de combate de diez hombres.

Por su parte, un portavoz de la Embajada ha asegurado este jueves que la caja fuerte que explotó en la residencia palestina en Praga era usada casi a diario para almacenar dinero en efectivo y que el personal de la legación no estaba al tanto de ningún artefacto explosivo en ella.

La Policía checa descartó el miércoles un "ataque terrorista" y dijo que la probable causa de la explosión fue que un artefacto de seguridad que formaba parte de la caja fuerte estalló e hirió mortalmente al embajador Al Jamal.

Sin embargo, el portavoz de la Embajada, Nabil el Fahel, ha indicado a Reuters que el personal de la legación no estaban al tanto de ningún artefacto explosivo conectado a la caja fuerte. "Según nuestra información, no había [ningún mecanismo explosivo de seguridad], ninguno de nosotros sabía que hubiera un artefacto de ese tipo", ha asegurado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Asimismo, ha desmentido la versión de los hechos ofrecida por el ministro de Exteriores palestino, Riyad al Malki, quien dijo a Associated Press que la caja fuerte no había sido usada durante dos décadas o más, y que procedía de unas oficinas utilizadas por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Praga en los años ochenta del pasado siglo.

"La caja fuerte era usada casi a diario para depositar dinero", dijo Fahel, para abonar "los salarios del personal de la Embajada, para comprar bienes para operaciones cotidianas". "El ministro Malki habló por error sobre una segunda caja fuerte (...) que estaba vacía y casi nunca se usaba", ha añadido el portavoz de la Embajada.

La Policía checa ha indicado que está examinando la caja fuerte, algo que podría durar días. Algunas cajas fuertes pueden estar acompañadas de pequeñas cargas explosivas para destruir documentos secretos en caso de que se abran de forma irregular.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS