Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE reanuda las negociaciones con Turquía tras tres años de bloqueo

El 5 de noviembre se abrirá el capítulo 22 referido a las políticas regionales

El primer ministro turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan.
El primer ministro turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan. AFP

La Unión Europea (UE) y Turquía van a reabrir las negociaciones en el proceso de adhesión de Ankara al club europeo tras tres años de bloqueo, según han decidido hoy los ministros de Exteriores de la UE en Luxemburgo. Stefan Fule, el comisario para la Ampliación de la UE, ha confirmado que se abrirá el capítulo 22 del proceso de negociación, referido a las políticas regionales del país miembro, durante la próxima Conferencia de Acceso, que tendrá lugar el 5 de noviembre.

"Desarrollos recientes en Turquía subrayan la importancia del compromiso de la UE, que sigue siendo punto de referencia para las reformas en Turquía. Con este fin, las negociaciones para el acceso necesitan recobrar impulso", ha declarado Fule.

El anuncio llega tras varios meses de tensión y de críticas mutuas entre Bruselas y Ankara

"Enhorabuena a nuestros amigos turcos: se va a abrir un nuevo capítulo en las conversaciones de adhesión a la UE tras una pausa de 3 años. ¡Es momento de que nos pongamos al día!", ha publicado más informalmente en la red social Twitter Linas Linkevicius, el titular de Exteriores de Lituania, país que ostenta actualmente la presidencia de la unión.

El anuncio llega tras varios meses de tensión y de críticas mutuas entre Bruselas y Ankara y después de que Alemania, uno de los países más reticentes hacia la accesión turca junto con Francia, permitiera desbloquear el proceso.

De hecho, la UE ya había acordado reiniciar las conversaciones el pasado junio. Pero entonces las volvió a posponer después de que varios de sus miembros criticaran la violenta respuesta de las autoridades turcas a una serie de manifestaciones contra el Gobierno durante ese mes y el de julio.

La UE señaló que se volvería a plantear la reapertura de las negociaciones tras la publicación del informe anual de la Comisión Europea (CE) sobre los países candidatos.

La CE emitió su informe la semana pasada y volvió a criticar el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades turcas en la represión de las protestas. Pero también describió positivamente las reformas judiciales y la introducción de un "paquete democrático" llevadas a cabo por el Gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

"Vemos la fecha del 5 de noviembre como un paso importante, pero hace falta más de una flor para que sea primavera", señaló hoy gráficamente en una entrevista televisada Egemen Bagis, el ministro turco para Asuntos Europeos y jefe negociador.

"Queremos ver la determinación de la UE en la apertura de más capítulos. El primer ministro Recep Tayyip Erdogan se reunirá con altos oficiales de la UE después del 5 de noviembre, tiene previsto ir a Bruselas en diciembre o en enero", añadió Bagis.

"El señor Fule pidió a la UE que abriera los capítulos 23 y 24 tras la publicación del informe (de la CE sobre los países candidatos). Nosotros hemos insistido siempre en que estos capítulos deberían abrirse. Las críticas hacia Turquía, ya sean en informes o en reuniones bilaterales, están relacionadas con estos dos capítulos", comentó también el jefe negociador turco. El capítulo 23 se refiere al poder judicial y al respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos. Y el 24, relacionado con el anterior, se refiere al desarrollo de "la UE como un área de libertad, seguridad y justicia".

"Yo por supuesto estoy contento y lo aceptamos como algo positivo, pero esto no significa que ahora todo vaya a ir bien y que Turquía vaya a dirigirse definitivamente hacia la UE", comentó a EL PAÍS Cengiz Aktar, director del Departamento de Relaciones con la UE de la Universidad Bahcesehir en Estambul.

"Parece que ahora mismo el Gobierno (turco) tiene otras prioridades y otra agenda y que, para Europa, Turquía es ese gran trozo a las afueras con el que no saben qué hacer ni cómo digerirlo", señaló Aktar.

"Ambas partes tienen que sentarse juntas de nuevo y discutir cómo revitalizar este proceso y, en mi opinión, la única forma es dándole a Turquía una fecha clara para la adhesión", resumió este académico.

Turquía ha sido un miembro asociado de la UE (entonces Comunidad Económica Europea, CEC) desde 1963. El Gobierno turco solicitó el acceso a la CEC en 1987 y, finalmente, el proceso de negociación con la ya Unión Europea comenzó en 2005.

Sin embargo, desde entonces ha habido muy pocos avances y ambas partes sólo han completado las conversaciones en uno de los 35 capítulos establecidos. Algunos de los problemas principales han sido el reconocimiento de la República Turca del Norte de Chipre por parte de Ankara, cuestiones relativas al respeto a las libertades de expresión y de prensa y a otros derechos humanos, y la exigencia de una mayor independencia judicial.

Como comparación, Croacia, que inició la negociación al mismo tiempo que Turquía, se convirtió en miembro de la UE el pasado agosto.