Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El DF quiere dejar de perseguir a los pequeños consumidores de marihuana

La izquierda de la capital de México prepara una iniciativa para regular el consumo de cannabis

Una mujer fuma en pipa en una manifestación por la legalización de la marihuana en México.
Una mujer fuma en pipa en una manifestación por la legalización de la marihuana en México. GETTYIMAGES

La izquierda de la capital de México calienta motores para regular el consumo de marihuana. La propuesta, impulsada por el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Vidal Llerenas para finales de este mes, busca recovecos legales para dar un respiro a los pequeños consumidores de cannabis.

El DF se mueve en terreno resbaladizo: el Estado de Campeche, por ejemplo, intentó hace tres años aumentar las dosis despenalizadas de metanfetaminas, pero se topó con la Corte Suprema. Los magistrados le dejaron claro que no podía modificar las cantidades a su antojo.

La vía que estudia el PRD es “cambiar la prioridad” en cuanto a detenciones, lo que Vidal Llerenas llama una “despenalización efectiva”. “Me preocupa que una buena cantidad de personas, consumidores o pequeños narcomenudistas que son consumidores [portadores de más de cinco gramos] estén yendo a la cárcel o siendo sobornados por la policía”, explica.

Otra vía para aflojar la presión sería implantar “comités de disuasión” al estilo de Portugal, que evalúen si el sospechoso es un consumidor, un adicto o un criminal, y lo traten en consecuencia. Dos de cada tres consumidores de cannabis han sido detenidos o extorsionados por las autoridades en la capital, según la Encuesta de Usuarios de Drogas Ilegales de la Ciudad de México de 2011 de la organización Cupihd.

Con su actual normativa, México tolera la posesión de hasta cinco gramos de marihuana por persona para su propio consumo, una cantidad mínima y poco realista, según los expertos. Para tocar estas cantidades tendría que presentar una iniciativa al Gobierno federal, algo que planea el diputado perredista Fernando Belaunzaran.

Un modelo para la capital, explica Llerenas, sería el Estado de Colorado, que también lidia con una restrictiva ley federal en Estados Unidos pero que el pasado 28 de mayo aprobó la regulación de la venta, producción e impuestos sobre el cannabis con fines recreativos. La ley permite el cultivo de un máximo de seis plantas en hogares, dedicadas al uso personal, así como la compra de hasta 28 gramos en establecimientos autorizados.

La propuesta de la izquierda capitalina debe concretarse después del foro sobre políticas públicas en materia de drogas para la Ciudad de México, que la ALDF organiza hasta este miércoles. Estas mesas de debate, en las que participan expertos internacionales y representantes de la Organización de los Estados Americanos y de la Organización Mundial de la Salud, sirve precisamente para perfilar la iniciativa del PRD, que según Vidal Llerenas estará lista a finales de septiembre.

En el PRD han surgido voces discordantes con los avances en materia de regularización, como las de los secretarios capitalinos de Salud y Turismo. Por su parte, el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del DF (ALDF), Manuel Granados Covarruvias, se ha mostrado este martes a favor de restringir el consumo a mayores de 21 años, ya que antes “no hay desde el punto de vista científico un desarrollo integral del cerebro”. El país fija la mayoría de edad legal en los 18 años.