Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varias ciudades clave cambian de color

Las jefaturas de Gobierno de algunos municipios de gran importancia cambiarán de manos tras estas elecciones

Elecciones en una comunidad indígena en Oaxaca.
Elecciones en una comunidad indígena en Oaxaca. EFE

La de esta jornada electoral ha sido una de esas noches de datos contradictorios y resultados tardíos. Con la vista puesta en lo que ocurriera en Baja California, el único Estado en el que también se elegía gobernador - donde el PRI y el PAN se autoproclamaron vencedores con el cierre de urnas -  los dirigentes nacionales de los dos partidos se apresuraron a interpretar de manera favorable sus propios sondeos en el resto del país y a declararse ganadores de varios municipios clave.

César Camacho, el presidente nacional del PRI, ya había indicado en una rueda de prensa celebrada poco después de las 18.00 h., cuando comenzaban a cerrarse las casillas, que se encontraba “francamente contento” y feliz por los datos que había recibido. También aseguró que la ventaja priísta era grande en lugares como Quintana Roo, Durango, Reynosa, Veracruz y Tlaxcala. En el Estado de Veracruz, el portavoz priísta ya ha proclamado la victoria del partido en Veracruz y Boca del Río.

El líder nacional del PAN, Gustavo Madero, hizo lo mismo al cierre de las urnas de Baja California. Aunque con una actitud mucho menos triunfal que Camacho, Madero aseguró en su intervención que sus sondeos daban la victoria al PAN en algunas ciudades muy disputadas como Aguascalientes - hasta ahora en manos del PRI pero que cambiará de color - y Puebla - donde los panistas han reafirmado su poder.

Finalmente, los dos tenían parte de razón y también estaban en parte equivocados. Los distintos institutos electorales de los Estados comenzaron a arrojar datos a partir de las 21.00 h. con recuentos que avanzaban lentamente. Los datos mostraban que algunos municipios clave estarán gobernados durante los próximos años por los partidos que ahora estaban en la oposición.

Los priistas consiguieron un gran triunfo al vencer en el municipio de Cancún, en el Estado de Quintana Roo. Hasta ahora gobernada por el PRD, el PRI aspiraba a que el próximo presidente municipal fuera de su partido y así reforzar suhegemonía del partido en un Estado que le es mayoritariamente favorable, incluida su capital, Chetumal. La coalición encabezada por el PRI fue la más votada por los ciudadanos, con lo que el partido de Peña Nieto arrebataba a los izquierdistas del PRD uno de sus principales estandartes.

Otra victoria reseñable para el PRI tenía lugar en Oaxaca, la capital del Estado con el mismo nombre, que hasta ahora contaba con un presidente municipal panista, Luis Ugartechea. Gustavo Madero adelantó en la tarde del domingo que él manejaba datos que indicaban que el PAN mantendría la capital de este Estado. Sin embargo, los resultados finales han terminado por dar una ajustadísima victoria a la coalición liderada por el PRI frente a la del PAN-PRD, con apenas dos puntos de diferencia.

Hasta este 7 de julio, los siete municipios de Aguascalientes estaban gobernados por el PRI. El panorama cambiará de una manera muy relevante ya que el PAN ha conseguido imponerse en los municipios de Calvillo, Jesús María y también en Aguascalientes, la capital del Estado. Se cumplen así los pronósticos que adelantaban los sondeos durante la campaña electoral. Antonio Martín del Campo será el jefe de Gobierno de la ciudad y ha sido el encargado de recuperar una alcaldía que el PAN gobernó durante 12 años.

Durante este domingo electoral, un grupo de unos 20 sujetos asaltaron una casilla en la capital de Puebla y robaron varias urnas con votos. El suceso aumentaba la tensión en unos comicios que se preveían muy reñidos entre el PAN, actualmente en el poder, y el PRI, que aspiraba a hacerse con la jefatura de Gobierno. Finalmente la coalición Puebla Unida, que engloba al PAN, PRD, Nueva Alianza y el partido local Compromiso por Puebla, se ha hecho con la victoria en la capital del Estado. José Antonio Gali Fayad tomará el relevo del actual presidente municipal Eduardo Rivera Pérez.

Como se temía durante la campaña electoral, las elecciones para renovar las asambleas en 14 Estados y para elegir alcalde en más de 900 ayuntamientos, no han conseguido movilizar a una parte importante de la población. Sin cifras oficiales de conjunto, puesto que los resultados de estos comicios los procesan de manera separada cada uno de los institutos electorales, la participación ha rondado el 50% del censo.

Después de una campaña marcada por la violencia - más de una docena de candidatos y miembros de partidos han sido asesinados - y el cruce de acusaciones de fraude y reproches entre los partidos, la jornada electoral de este 7 de julio ha transcurrido en un clima de relativa tranquilidad roto por algunos episodios violentos como el que se producía en la localidad veracruzana de Coxquihui, donde se ha registrado la única víctima mortal de la jornada, como consecuencia de un tiroteo contra una oficina de campaña del PRI.