Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrestado el hermano de una de las víctimas de la matanza de los Alpes

El detenido en Londres es sospechoso de haber encargado a un profesional el asesinato de varios de sus parientes

Un ciclista francés, posiblemente una víctima colateral del drama, también fue encontrado tiroteado

La policía británica ha arrestado a primera hora de la mañana del lunes a un hombre de 54 años como sospechoso de haber encargado a un profesional la matanza de cuatro personas en los Alpes franceses en septiembre del año pasado. Aunque su identidad no ha sido confirmada oficialmente, varios medios dan por seguro que se trata de Zaid al Hilli, hermano de una de las víctimas, el ingeniero informático británico de origen iraquí Saad al Hilli, de 50 años.

La matanza ocurrió en un aparcamiento de una carretera de montaña cerca de Chevaline, en la Alta Saboya, en los Alpes franceses. La policía encontró en el interior de su vehículo los cuerpos sin vida de Saad, de su mujer Iqbal (47 años) y de su madre Suhaila al Allaf (de 74 años y residente en Suecia) y unos metros más allá el de un ciclista francés, Sylvain Mollier. Fuera del coche estaba tendida en el suelo y malherida la hija mayor de la pareja, Zainab, que tenían entonces siete años: el asesino la había golpeado y le había disparado en el hombro y seguramente la había dado por muerta.

Horas después se encontró dentro del coche a la pequeña Zeena, de cuatro años, que se había escondido bajo las faldas de su abuela en el suelo del asiento trasero cuando la familia fue atacada.

Desde el primer momento, la policía francesa pensó que se trataba de una matanza realizada por un profesional y que su objetivo era la familia Hilli, iraquíes que llevaban años residiendo en Claygate (Reino Unido) y estaban pasando unos días de vacaciones. El ciclista debió tener la mala fortuna de pasar en ese momento por el lugar y también fue asesinado.

Las sospechas cayeron pronto sobre Zaid al Hilli pero este negó rotundamente que hubiera habido una disputa familiar debido a una herencia. Tras varios meses de investigaciones de 100 policías en Francia, Reino Unido, Irak y Suiza, la policía decidió arrestarle como sospechoso de conspirar para provocar la matanza. El arresto se produjo a las 7.30 de la mañana en su domicilio en Chessington, un municipio vecino a Claygate y a unos 30 kilómetros al sudoeste de Londres.

“Creemos que tenemos suficientes razones para arrestarle. Tenemos que hacerle algunas preguntas sobre su agenda, sus relaciones con su hermano y la herencia familiar, declaró a la agencia AFP el fiscal de Annecy, Eric Maillaud, confirmando así de hecho que el detenido es Zaid al Hilli. Franceses y británicos han trabajado juntos durante las investigaciones.