Muere un clérigo pro-Asad en una explosión en una mezquita de Damasco

Más de 40 personas mueren por la explosión en una mezquita del barrio de Al Mazra

Imagen de archivo del clérigo Mohamed Said Ramadan al Buti.
Imagen de archivo del clérigo Mohamed Said Ramadan al Buti.SANA / REUTERS

Un ataque contra una mezquita en Damasco, la capital siria, mató este jueves a 42 personas, incluido un influyente líder religioso sunita que apoyaba al régimen de Bachar el Asad contra la ofensiva de las milicias opositoras. Un terrorista suicida hizo estallar una carga de explosivos en el centro religioso, algo que no ha sido común en el conflicto sirio, que comenzó hace dos años. La Organización de Naciones Unidas ha decidido, además, investigar las acusaciones de que el martes se emplearon armas químicas en un ataque en la provincia de Alepo.

El Gobierno de El Asad dijo que el ataque de ayer en la mezquita de Al Iman, en el distrito de Mazraa, se produjo mientras un grupo de estudiantes asistía a un sermón. Aparte de los 42 fallecidos, 84 personas resultaron heridas, según una estimación oficial. El clérigo fallecido, Mohamed Saed Ramadan Al Buti, era líder de la federación siria de ulemas, o doctores de la ley mahometana, e imán de la mezquita de los Omeyas en Damasco, una de las más antiguas del mundo.

Más información

“Las maliciosas manos de los traidores mataron al gran académico porque era la voz de Siria, de la Siria recta y la imagen de Siria”, ha dicho el ministro de Asuntos Religiosos, Mahamed Abdul-Satar Al Sayed, en un comunicado. “Atacaron su cuerpo, pero no su mente y su espiritualidad”, ha añadido.

La televisión y la agencia de noticias oficiales sirias han difundido imágenes del ataque, que muestran la mezquita destrozada y sus alfombras manchadas de sangre, con los cuerpos de las víctimas en bolsas y los heridos siendo tratados por los servicios médicos. En las pasadas semanas se han intensificado los enfrentamientos entre el régimen y la oposición en Damasco, capital y bastión del régimen.

El clérigo Al Buti era uno de los mayores apoyos de El Asad entre la comunidad sunita, una rama de la religión islámica a la que está afiliada la mayoría de la oposición que le disputa el control del país. Se calcula que aproximadamente tres cuartos de la población siria son sunitas. El presidente sirio pertenece al alauismo, que está afiliado al chiismo. También le respaldan las minorías drusa, ismailí y cristiana.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

En 2011, cuando comenzaban los avances armados de la oposición, el clérigo Al Buti se refirió a ellos en diversos sermones televisados como “escoria”, y les acusó de ser mercenarios pagados por fuerzas extranjeras para crear inestabilidad en Siria. Por esos discursos era una figura muy impopular entre los opositores.

Los portavoces oficiales de las milicias rebeldes rechazaron la autoría del ataque. “Nosotros en el Ejército Libre Sirio no nos responsabilizamos por esta operación. No efectuamos ese tipo de ataques suicidas y no contamos a las mezquitas entre nuestros objetivos”, dijo el portavoz opositor Loay Maqdad al canal de televisión Al Arabiya.

También el jueves el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, dijo que investigará las acusaciones de que el martes se empleó un misil cargado con agentes químicos en Alepo, en un ataque en el que murieron 25 personas. El régimen y la oposición se culparon mutuamente del ataque. “La misión de la investigación es aclarar el incidente específico que me ha hecho llegar el Gobierno de Siria ", dijo el Secretario General. "Por supuesto, soy consciente de que existen otras acusaciones similares relativas al uso de armas químicas", añadió.

En su actual visita a Oriente Próximo, el presidente norteamericano, Barack Obama, dijo que su Gobierno también está investigando el asunto, y recordó que no existe constancia de que los rebeldes sirios tengan armas químicas a su disposición. En el pasado, Obama ha advertido al régimen de El Asad que el empleo de armas químicas sería una infracción que podría llevar a una intervención armada extranjera.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50