Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maduro jura como “presidente encargado” de Venezuela

La primera decisión tras asumir el poder fue nombrar vicepresidente al ministro de Ciencia y yerno de Hugo Chávez

Nicolás Maduro recibiendo la banda presidencial
Nicolás Maduro recibiendo la banda presidencial EFE

Nicolás Maduro, el antiguo conductor de autobús que llegó a ministro de Exteriores y después a vicepresidente, que destacó por su lealtad sin fisuras a Hugo Chávez entre cientos de leales sin fisuras, prestó el viernes juramento como el presidente número 48 de Venezuela. Ahora, el Comité Nacional Electoral deberá convocar elecciones que previsiblemente se celebrarán en abril. “Juro a nombre de la lealtad más absoluta al comandante Hugo Chávez que cumpliremos y haremos cumplir esta Constitución bolivariana con la mano dura de un pueblo dispuesto a ser libre”, declaró frente al presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello.

Maduro pronunció un discurso de más de una hora en el que no pudo evitar el sollozo cuando sintió el peso de la banda presidencial. “Esta banda de mi comandante, esta presidencia… Perdonen estas lágrimas, pero esta banda es de Hugo Chávez”, señaló. Maduro se acordó una vez más de la “prensa canalla”, recordó en todo momento a Chávez , calificó la enfermedad de “extraña”, pero evitó revelar qué tipo de cáncer padeció su antecesor. Dos años después de que surgiera el tumor y cuatro días después de su muerte, aún se mantiene oculto ese dato.

Sus primeras decisiones como presidente fueron encargar al Centro Nacional Electoral la convocatoria de elecciones “lo antes posible” y el nombramiento como vicepresidente del hasta ahora ministro de Ciencia y Tecnología y yerno de de Chávez, Jorge Arreaza.

A partir de ahora, Maduro gozará de toda la visibilidad de la presidencia, toda su potestad para emitir mensajes en cadena nacional, es decir, a través de todos las emisoras públicas y privadas, y al mismo tiempo, continuar con su campaña electoral. Buena parte de la oposición, liderada por Henrique Capriles, decidió no asistir a la sesión por considerarla “un fraude”.