Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cónclave: elección del nuevo papa

Benedicto XVI autoriza el adelanto del cónclave

La Santa Sede asegura que el informe sobre el caso Vatileaks permanecerá secreto y solo se entregará al futuro pontífice

Benedicto XVI autoriza el adelanto del cónclave pulsa en la foto
EFE

Benedicto XVI ha publicado un documento papal –Motu Proprio— en el que concede a los cardenales electores la posibilidad de adelantar el cónclave para elegir al nuevo papa. El único requisito –por otra parte obvio— es que todos se encuentren ya en Roma. No obstante, Joseph Ratzinger mantiene intacta la norma que establece que, desde que la sede pontificia se queda vacante, los cardenales disponen de un plazo de entre 15 y 20 días para organizar la elección. "Pero dejo al Colegio Cardenalicio", señala el documento papal, "la facultad de anticipar el inicio del cónclave si consta que están presentes todos los cardenales electores, como también la posibilidad de atrasarlo si hay motivos graves". Pero nunca, añade, más allá de 20 días.

A unas horas de dejar de ser Papa, Joseph Ratzinger ha tomado otras dos decisiones relevantes. La primera tiene que ver con el sistema de elección de su sucesor. Según explico monseñor Luigi Celata, vice camarlengo, para elegir al nuevo papa se necesitarán "por lo menos dos tercios de los votantes". Además, Benedicto XVI ha decidido que el informe elaborado por tres cardenales octogenarios sobre los escándalos que en los últimos meses han salpicado al Vaticano permanecerá secreto y solo podrá ser conocido por su sucesor. Durante los últimos día se había especulado con la posibilidad de que los redactores del informe -Julián Herranz, Jozef Tomko y Salvatore De Giorgi- se reunieran con los cardenales electores antes del cónclave para informarles de la situación del Vaticano.

Según diversas filtraciones publicadas por la prensa italiana, el informe sobre Vatileaks -la fuga de documentos reservados del Papa- constata las luchas de poder en la Santa Sede. Durante la comparencia ante la prensa de varias autoridades vaticanas se hizo mención a la aceptación por parte del Papa de la renuncia del cardenal O’Brien y, por consiguiente, su no participación en el cónclave. También se volvió a advertir que cualquier fuga de información por parte de los electores, también a través de Twitter, puede conllevar la excomunión.

Más información