Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un líder izquierdista alemán, vinculado con la Stasi

Gregor Gysi está acusado de pasar información a la policía política de Alemania del Este

Gysi, en una reunión de su partido en Göttingen (oeste del país) en junio de 2012.
Gysi, en una reunión de su partido en Göttingen (oeste del país) en junio de 2012. AFP

Un documento recién rescatado de los archivos aprieta de nuevo las tuercas sobre Gregor Gysi, el elocuente jefe parlamentario de La Izquierda (Die Linke) en el Bundestag. El semanario Der Spiegel recogía el lunes la historia del IM (colaborador informal) denominado Notar por la Stasi, la temida policía política del régimen socialista de la República Democrática Alemana (RDA). Hace tiempo que se sospecha que IM Notar es Gysi, a quien se ha acusado tradicionalmente de haber pasado informaciones a la Stasi (acrónimo de Ministerio para la Seguridad del Estado). Las acusaciones llegan, esta vez, en vísperas de la presentación del programa electoral de Die Linke para las elecciones de septiembre, que se producirá hoy en Berlín. El que fuera último presidente del Partido de Unificación Socialista (SED), después PDS y hoy Die Linke, las rechaza.

Nadie en la RDA, y mucho menos un abogado de fama y miembro del partido único SED, se libraba de la posible vigilancia de los espías, de modo que las informaciones referentes a Gysi podrían provenir de otros colaboradores informales. Der Spiegel recoge ahora que el régimen entregó a Notar una condecoración, en forma de moneda, con motivo del 35º aniversario de la fundación de la Stasi el 8 de febrero de 1985. Aventuran los reporteros que “difícilmente” iba la Stasi a agasajar a alguien inexistente.

Nacido en 1948, Gregor Gysi defendió como abogado a disidentes del régimen y trató con miembros de la oposición interna. Según las recurrentes acusaciones, informaba “a sabiendas y con premeditación” a la Stasi sobre las actividades de sus clientes. A esta supuesta culpa se sumaría la de haber mentido a la opinión pública, al Bundestag y a los historiadores sobre su verdadero papel en la Alemania socialista. Gysi sostiene que la policía política usaba la denominación IM Notar para un expediente abierto con informaciones de fuentes distintas.

Además de estos informes periodísticos, el líder parlamentario afronta una investigación de la Fiscalía de Hamburgo, que le acusa de haber mentido en una declaración jurada sobre sus relaciones con la Stasi. Tampoco esta es la primera vez que le acusan de perjurio. No hay un proceso penal en marcha, pero el eterno sospechoso declaró esta semana que si ha “cometido algún delito, habrá consecuencias”.

Los medios acusan al dirigente político de mentir sobre su papel en la RDA

El Frankfurter Allgemeine Zeitung comparaba las últimas acusaciones con la película Atrapado en el tiempo, donde el protagonista se despierta siempre el mismo día y escuchando la misma noticia. Según el diario berlinés Tagessppiegel, el expediente sobre la supuesta colaboración de Gysi con la policía política “contiene ya más de 300 documentos llenos de contradicciones”.