Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos 158 policías al norte de México por vínculos con el crimen organizado

Están acusados de brindar protección e información a los delincuentes e incluso de ayudarles a practicar secuestros

Un total de 158 policías municipales han sido detenidos este viernes en el Estado de Durango, al norte de México, por sus supuestos vínculos con el crimen organizado, según informó la fiscal Sonia Yadira de la Garza. La operación afectó a las direcciones municipales de Seguridad Pública de las localidades de Lerdo (150.000 habitantes) y Gómez Palacio (350.000) y en ella participaron efectivos del Ejército mexicano y de la Policía Federal, según informa en su web el diario El Universal.

En Lerdo fueron detenidos 110 personas, entre agentes y personal administrativo, y en Gómez Palacio otros 48. Los directores de Seguridad Pública de ambas localidades, Andrés Balderas Pérez y Víctor Cordero Giorgana, están entre los arrestados. Desde la semana pasada se había desarmado a los efectivos policiales de las dos ciudades para investigarlos. Fuerzas estatales y federales suplirán las funciones de la policía local en ambos municipios. A lo largo del sábado se anunció la liberación de 30 miembros del personal administrativo arrestados.

Yadira de la Garza explicó que la operación se inició por las declaraciones de delincuentes detenidos en las que dieron información de los vínculos que tenían con los agentes, que daban protección e información a los criminales, "e incluso colaboraban en la privación de la libertad [secuestro] de algunas personas", según la agencia Efe.

Los agentes fueron conducidos a la capital del Estado, Victoria de Durango, entre grandes medidas de seguridad. La fiscal aseguró que algunos serán puestos en libertad en un plazo de 48 horas si no se demuestran sus nexos con el crimen organizado.

En noviembre pasado ya habían sido suspendidos 145 policías de Gómez Palacio, según AFP, y el resto de agentes de ambas localidades estaban en la actualidad en formación continua. Según las investigaciones, los policías llevaban al menos tres años colaborando con los delincuentes, identificados como "gente del cártel del Pacífico", según la fiscal, quien recordó que en la zona existe una pugna entre ese cártel y el de Los Zetas.

Lerdo y Gómez Palacio forman parte de la Comarca Lagunera del norte de México, integrada por 15 municipios de los estados de Durango y Coahuila, que ha vivido un recrudecimiento de la violencia en los últimos años por las disputas entre el cártel de Sinaloa (del Pacífico) y Los Zetas. El pasado mes de diciembre al menos 11 presos y seis guardias murieron en un intento de fuga masiva en un penal de la ciudad de Gómez Palacio.