Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez libera a 56 de los 70 detenidos el día de la investidura de Peña Nieto

La justicia no ha encontrado pruebas de que los exculpados participasen en los disturbios

Todavía quedan en prisión 14 personas: 13 hombres y una mujer

Una Comisión de Derechos Humanos investiga a la policía por torturas y arrestos arbitrarios

Uno de los detenidos liberados este domingo.
Uno de los detenidos liberados este domingo. EFE

Una juez ha puesto en libertad a 56 de los 70 detenidos por los disturbios del día de la investidura presidencial de Enrique Peña Nieto, el pasado 1 de diciembre. Ese día por la mañana hubo protestas contra el nuevo presidente, del Partido Revolucionario Institucional, que derivaron en enfrentamientos con la policía y en vandalismo callejero. En el caso de estos 56 detenidos no se ha podido demostrar que tuviesen relación alguna con los disturbios.

Los primeros dos grupos de liberados salieron del Reclusorio Norte de México DF a partir de las nueve menos veinte de la mañana, con 15 minutos de diferencia entre cada tanda. Afuera los esperaban unas 100 personas, entre familiares y amigos.

De los 56 exculpados, 46 son hombres y 10 son mujeres. En prisión permanecen todavía 14 personas contra las que se ha emitido un auto formal de encarcelamiento. Entre ellas solo hay una mujer, Rita Neri Moctezuma, acusada de participar en un ataque a la paz pública "en pandilla", según informa el diario mexicano Reforma.

Este mismo domingo ha habido una manifestación en la capital, México DF, exigiendo la liberación de todos los detenidos. Los arrestos del 1 de diciembre han estado marcados por la polémica y por el escrutinio público a la labor policial. La Comisión de Derechos Humanos de México DF realizó un informe esta semana en el que apunta que hay indicios de que los agentes cometieron torturas e hicieron detenciones ilegales tras las protestas contra la investidura de Peña Nieto, ganador de las elecciones presidenciales del pasado 1 de julio.

Según las pesquisas de la Comisión, que ha puesto en marcha una investigación para tratar de confirmar los indicios de irregularidades policiales, "[los agentes] privaron de la libertad a personas que se manifestaban de manera pacífica (...) y a personas que circunstancialmente se encontraban en el lugar". El movimiento estudiantil Yo Soy 132 también ha acusado a las autoridades de haber detenido a inocentes durante los disturbios del día de la investidura, que según el exalcalde de México DF, Marcelo Ebrard, que acaba de terminar su mandato, fueron promovidos por grupos anarquistas.

De acuerdo con la información del diario mexicano La Jornada, los liberados han afirmado que cuando fueron detenidos ellos solamente estaban caminando por la calle. Este periódico cita el caso de un joven llamado Luis, de 19 años, que había ido al centro histórico de México DF a buscar trabajo de repartidor y acabó detenido porque la policía lo vio tomando fotos. También menciona el arresto de una de las personas que aún permanecen presas, César Llaguno Romero, que, según los abogados de los detenidos, es un limpiador de zapatos de la Avenida de la Reforma, principal vía de tráfico de la capital y centro de los disturbios del 1 de diciembre. Cuando llegó arrestado a las instalaciones policiales, informa La Jornada, Llaguno Romero todavía tenía grasa de zapatos en las manos.