Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro francés Valls acusa a la derecha de la “vuelta del terrorismo”

El ministro desata la ira de los conservadores en una sesión finalmente suspendida por el presidente de la Asamblea

Manuel Valls durante su intervención en la Asamblea Nacional. LE FIGARO

El sanguíneo ministro del Interior francés, Manuel Valls, ha provocado hoy un terremoto en la Asamblea Nacional, que durante unos minutos ha recordado mucho al Parlamento italiano. Mientras Valls respondía a una pregunta de la oposición con el dedo en alto y la voz muy alta, la bancada de la derecha se ha puesto en pie de forma unánime. Unos gritaban y abucheaban al ministro socialista, otros se acercaban a los bancos del Gobierno pidiendo su dimisión, a voces o con gestos de “cero” o “fuera”. La crispación ha explotado con esta parrafada del enérgico y popular ministro socialista: “La fanfarronería es de ustedes; el fracaso es de ustedes; el crecimiento de la delincuencia es de ustedes; la supresión de policías y gendarmes es de ustedes; la vuelta del terrorismo a este país es culpa de ustedes, la división de los franceses es cosa suya”.

Valls respondía a Eric Ciotti, un diputado de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) que le había inquirido sobre el aumento de las cifras de delincuencia en el mes de octubre. Según el ministro, las estadísticas presentadas por el diario conservador Le Figaro no son correctas, y se trata de “una instrumentalización” y “una manipulación”.

Mientras los ujieres trataban de contener a duras penas el avance de las fuerzas de la derecha hacia los bancos de la mayoría, el presidente de la Asamblea, Claude Bartolone, ha decidido suspender la sesión. Luego, la declaración de Valls ha sido replicada por el diputado Claude Lelouch, quien ha afirmado que al ministro “se le han fundido los plomos” y “ha insultado a los que luchan contra el terrorismo”.

El presidente del grupo parlamentario de la UMP, Christian Jacob, ha añadido: “Las palabras de Valls son intolerables. Perder la sangre fría, decir cosas injuriosas… Nunca bajo la V República un ministro del Interior se había permitido tales acusaciones. Es irresponsable. Y conviene que Hollande se plantee si mantiene a Valls en el Gobierno”.

Los socialistas han defendido a su ministro. El jefe del grupo PS, Bruno Le Roux, ha recordado que los atentados del joven yihadista francés Mohamed Merah, que en marzo pasado mató a siete personas en Toulouse y Montauban, revelaron “una gran cantidad de fallos” en la seguridad, y que “la derecha no puede estar orgullosa de la forma en que ha protegido a los franceses”.