Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Preguntas sin respuesta en el crimen de Annecy

El asesinato de cuatro personas al este de Francia ha dejado perpleja a la policía. Dos niñas han sobrevivido al crimen

Vehículo de la Gendarmería francesa en el lugar del crimen.
Vehículo de la Gendarmería francesa en el lugar del crimen. AFP

Los asesinatos del lago Annecy han conmocionado a Francia y al Reino Unido. Los cuerpos de una familia de origen británico (un hombre y dos mujeres) aparecieron en un coche y una niña resultó herida de gravedad. Cuando la policía levantó los cadáveres descubrió a otra niña, de cuatro años, ilesa, que había permanecido escondida. Cerca del coche también se encontraba el cadáver de un ciclista. La masacre fue descubierta por otro excursionista que se encuentra en estado de shock. Es un crimen que ofrece aún más preguntas que respuestas.

¿Cómo fue descubierto el crimen?

Las víctimas fueron encontradas por un ciclista británico el miércoles 5 de septiembre poco antes de las cuatro de la tarde en un BMW todoterreno con matrícula del Reino Unido en Chevaline (Alta Saboya, norte de Francia). En el vehículo, acribillado a balazos, eran visibles los cuerpos de tres adultos: un hombre en el asiento delantero y dos mujeres en el trasero. Delante del coche, a la derecha, apareció el cuerpo de una niña, gravemente herida, y el cuerpo de un ciclista. Según los primeros datos, el hombre que halló los cadáveres es un exmilitar. Iba por el campo cuando la niña mayor se le acercó ensangrentada y se desplomó frente a él. Después, vio los cadáveres.

¿Dónde se cometió el crimen?

El vehículo se encontraba en un lugar donde se termina la carretera asfaltada y comienza un camino forestal para peatones y bicis. Se trata de una zona en la que hay muchos excursionistas, un valle muy estrecho que desciende a través del Parque Nacional des Bauges hasta el lago Annecy. Los cuerpos estaban a unos 4 kilómetros de la zona habitada más cercana, el pueblo de Chevaline.

¿Cuándo se cometió el crimen?

Cuando la escena del crimen fue descubierta, la matanza acababa de producirse, ya que según el testigo principal, la víctima francesa (el ciclista) le había adelantado poco antes por el camino. Según la radio Europe 1, el testigo se cruzó con el vehículo del asesino. La policía no ha querido confirmar esa información.

¿Quiénes son las víctimas?

Se trata de una familia británica. Según la prensa del Reino Unido, vivía en el condado de Surrey, en el sur de Londres. La prensa británica reveló ayer los nombres de las víctimas. El padre se llamaba Saad al Hilli y nació en Irak —aunque tenía nacionalidad británica—. Su esposa se llamaba Iqbal y las niñas Zainab, la mayor, y Zeena, la de cuatro años. Algunos testimonios recogidos en el camping Le solitaire du lac, confirmaron que se trataba de una misma familia de cinco personas: una pareja, sus dos hijas y la abuela. La policía no quiso confirmar las identidades de las víctimas oficialmente el jueves hasta tener la certeza absoluta de los análisis de ADN. Según el diario local Dauphiné libéré, el ciclista asesinado era de la región y había salido a dar una vuelta en bici. Se llamaba Sylvain Mollier, era padre de tres hijas y tenía 40 años.

¿Quiénes son las supervivientes?

La niña herida, de 7 años, fue llevada inmediatamente al hospital de Grenoble en estado muy grave aunque su vida no corre peligro, según los médicos. Había sido golpeada “con extrema violencia y padece una fractura de cráneo”, señaló el fiscal, y tenía un tiro en un hombro. Su hermana pequeña, de cuatro años, fue encontrada ocho horas más tarde, escondida bajo el cuerpo de su madre, dentro del coche.

¿Por qué se tardó ocho horas en encontrar a la niña superviviente?

“Se quedó bajo los cuerpos, escondida durante horas y no se movió en todo ese tiempo. Solo la encontramos cuando pudimos mover los cadáveres y acceder a la escena del crimen”, que había sido acordonada a la espera de que llegasen desde París los técnicos de la Gendarmería, explicó la fiscalía. “Los bomberos, los técnicos, los médicos miraron dentro del coche a través de los cristales, pero no vieron a la niña que, aterrorizada, no se movía”. “No podía distinguir a los malos de los buenos”, explicó el fiscal. Incluso se utilizó un helicóptero con una cámara térmica que no detectó nada. “Se puso a sonreír de manera espontánea y a hablar en inglés cuando una policía la cogió en brazos y la sacó del coche. Ha dicho que escuchó gritos y ruidos, pero no ha podido aclarar nada más. Tiene cuatro años”, prosiguió la fiscalía.

¿Cómo se explica la presencia de dos supervivientes?

La presencia de supervivientes ha dejado perplejos a los investigadores, porque no cuadra con la violencia del ataque. Los investigadores tampoco entienden por qué fue asesinado el ciclista que pasaba por ahí. Se desconoce si el asesino (o asesinos) se apiadó de la niña, no fue vista o no tuvo tiempo de terminar su masacre.

¿Qué arma se utilizó?

Cerca del lugar del crimen fueron encontrados unos 15 casquillos que provienen de una pistola semiautomática.

¿Con qué hipótesis trabaja la policía?

En una rueda de prensa tras el crimen, la fiscalía ha insistido en que todas las posibilidades están abiertas. “Teniendo en cuenta lo que hemos visto, la pista criminal es la principal”, afirmó el fiscal. Sin embargo, insistió en que todo es posible, incluso una tragedia familiar. “La familia podría haber sorprendido a traficantes, aunque no se han encontrado drogas, o incluso a islamistas que estuviesen entrenándose”, han indicado fuentes policiales. La policía ha recordado que en 2007 fueron detenidos en Besançon varios radicales que se entrenaban con fusiles semiautomáticos AK47 en los bosques de Jura. En la escena del crimen no ha sido encontrada ningún arma. La prensa británica ofrece otras hipótesis: el tabloide Daily Mirror y el Daily Telegraph aseguran que pudo tratarse de un robo de coches a cargo de una mafia. Este último diario también asegura que la falta de indicios indica que pudo tratarse de un profesional.