Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia advierte a Occidente contra un ataque unilateral en Siria

Las declaraciones se producen un día después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, alertara a Damasco sobre las "enormes consecuencias" que tendrían el uso de armas químicas

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, y el consejero de Estado chino, Dai, hoy en Moscú.
El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, y el consejero de Estado chino, Dai, hoy en Moscú. REUTERS

Rusia, principal aliado de Siria en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, advirtió a Estados Unidos y a sus aliados occidentales en contra del uso de la fuerza para derrocar al régimen de Bachar el Asad, un día después de que el presidente de EE UU, Barack Obama, dijera en una conferencia de prensa que el empleo de armas químicas por parte de Damasco supondría rebasar un “límite” y acarrearía “enormes consecuencias”.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, dijo que la comunidad internacional debe “adherirse de forma estricta a las normas del derecho internacional y los principios que contiene la Carta de Naciones Unidas, y no permitir su violación”. Lavrov añadió que “es el único camino correcto, dadas las condiciones actuales”, informa la agencia RIA Novosti.

Lavrov se reunió en Moscú con una delegación del Gobierno de El Asad, que visitó Rusia después de haber pasado por China. Estos dos países han vetado en el Consejo de Seguridad tres resoluciones de condena al régimen de Damasco por su oleada de represión. Tras el encuentro —en el que participó uno de los líderes de la diplomacia china, el consejero de Estado Dai Bingguo—, Lavrov dijo que “hay no pocos oponentes a un proceso de reconciliación nacional” en Siria.

El Gobierno sirio ha asegurado que está a punto de firmar un acuerdo con las autoridades rusas para la compra masiva de petróleo a su aliado, a fin de mantener a flote su economía y al Ejército, según Qadri Jamil, jefe de la delegación siria que viajó a Moscú citado por Efe.

El conflicto sirio comenzó en marzo de 2011 y, según la ONU, se ha cobrado ya 18.000 vidas, una cifra que los opositores aumentan hasta 23.000. Hasta la fecha, Washington ha planteado tres propuestas de condena en el Consejo de Seguridad de la ONU. De ese modo, quedaría abierta una posible vía de intervención militar a través de un mandato a la OTAN, como sucedió en Libia.

Las declaraciones de Obama del lunes fueron la primera indicación por parte de la Casa Blanca de que considera también una posible intervención de forma unilateral o con sus aliados. El Departamento de Estado evitó aclarar si habría otros supuestos en los que Obama se plantearía el uso de la fuerza, aparte del caso del empleo de armas químicas por parte de El Asad o sus aliados. “El presidente dejó muy claro que ese sería un límite para nosotros y es algo que él se plantearía de forma muy seria”, dijo en rueda de prensa la portavoz de la diplomacia, Victoria Nuland.