Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un general cercano a Bachar el Asad huye a Turquía

La deserción de Manaf Tlass es la más grave que sufre, en 16 meses, la cúpula del régimen sirio

Protesta contra El Asad en un suburbio de Damasco.
Protesta contra El Asad en un suburbio de Damasco. AP

El general Manaf Tlass, uno de los jefes de la Guardia Republicana, ha desertado a Turquía según revelaron hoy la web Syria Steps y fuentes de la oposición. La defección de Tlass es la primera que se produce en el círculo íntimo de colaboradores del presidente Bachar el Asad y supone un duro golpe para el régimen que se enfrenta a la rebelión, ahora armada, desde hace casi 16 meses.

La huida de Tlass es un grave revés para el régimen no solo porque mandaba la unidad 105 de la Guardia Republicana que, junto con la IV División, se encarga del grueso de la represión sino porque pertenece a una poderosa familia suní estrechamente asociada al clan presidencial de confesión predominantemente alauí.

Manaf Tlass es hijo de Mustafá Tlass, de 72 años, que durante 32 años (1972-2004) fue ministro de Defensa y hasta noviembre pasado siguió ejerciendo un cargo de asesor del Estado Mayor sirio. A través de su hermano Firas la familia Tlass se ha enriquecido al amparo del régimen.

Se desconocen las condiciones de su huida a Turquía donde llegó hace dos días aunque la noticia solo ha trascendido hoy. Su fuga habría estado coordinada con un primo suyo, Rizak Abdul Tlass, que manda la brigada Faruk del Ejército Sirio Libre en Homs, según algunas fuentes.

La familia Tlass parecía distanciarse tímidamente del régimen desde marzo. Originario de Al Rastan, una de las provincias donde más ha prendido la rebelión, el exministro Mustafá Tlass viajó a París hace cuatro meses, donde reside una hija suya, so pretexto de recibir tratamiento médico.

Firas Tlass, el hombre de negocios, ha escapado, por su parte, a El Cairo y Dubái después de que se lanzase una orden de detención contra él en Siria por, al parecer, haber hecho algún donativo a organizaciones caritativas que ayudan a las víctimas de la represión. El propio Manaf se había apartado algo desde hace unos meses de la primera fila de la represión militar, pero sin renunciar a ejercerla para no despertar sospechas

Seguía viviendo en Damasco con su familia. Antes de huir de Damasco Manaf Tlass ha tenido que poner a salvo a su familia porque de no haberlo hecho los hombres de mano del régimen se habrían vengado sobre ella. Por de pronto domicilio en Damasco ha sido saqueado hoy.

Hasta ahora han desertado a Turquía una docena de generales sirios y miles de suboficiales y soldados, pero la fuga de Manaf Tlass es, con diferencia, la de mayor alcance.