Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peña Nieto: “Somos una nueva generación, no hay regreso al pasado”

El líder del PRI promete que "no habrá tregua con el crimen organizado"

El partido gobernó México durante 70 años

El candidato presidencial por el PRI saluda a sus seguidores. Ver fotogalería
El candidato presidencial por el PRI saluda a sus seguidores. EFE

Enrique Peña Nieto llegaba a la sede del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al filo de la medianoche del domingo (siete de la mañana en la península española), poco después de que la autoridad electoral anunciase formalmente su ventaja en los comicios presidenciales de México. "Asumo con emoción, con gran compromiso y plena responsabilidad el mandato que los mexicanos me han encomendado", ha dicho el favorito ante sus seguidores, que lo han recibido al grito de "presidente". "Somos una nueva generación, no hay regreso al pasado", ha agregado el candidato del PRI, un partido que acaparó el poder en México entre 1929 y el año 2000.

Peña Nieto, conocido en los medios mexicanos como EPN, ha insistido en ofrecer un mensaje conciliador. "México ha ganado", ha repetido en su discurso, en el que estuvo acompañado por su esposa, la actriz Angélica Rivera. Mientras tanto, la candidata del conservador Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, reconocía su derrota y el rival más directo, Andrés Manuel López Obrador, del Movimiento Progresista, matizaba los resultados provisionales. "Aún no se dijo la última palabra", ha advertido quien en 2006, cuando perdió por solo el 0.56% de los votos, se proclamó presidente legítimo.

Uno de los primeros mensajes del líder del PRI ha estado dirigido al crimen organizado. México vive inmerso en una ola de violencia en plena guerra contra el narcotráfico del Felipe Calderón (PAN). "Que quede claro: frente al crimen organizado no habrá ni pacto ni tregua", ha insistido.

El virtual ganador de las elecciones presidenciales ha asegurado que buscará la reconciliación y la unidad nacional y ha prometido una Presidencia "moderna y responsable, abierta a la crítica y dispuesta a escuchar y a tomar en cuenta a todos". Peña Nieto ha apelado a la unidad de los mexicanos, a la "reconciliación nacional" y a "dejar de lado" las diferencias. Su Ejecutivo, que entrará en funciones el próximo 1 de diciembre, será según él "eficaz, honesto y transparente".

Peña Nieto también dedicó unas palabras al presidente Felipe Calderón, de quien valora "su vocación democrática, su conducta y respeto por el proceso electoral", así como su determinación de enfrentar decisiones difíciles en su Gobierno. "Me reuniré con el presidente Calderón para preparar una transición con un equipo con capacidad y experiencia para asegurar que sea ordenada transparente y estabilidad para todo el país", ha revelado.

Entre los planes de Peña Nieto está impulsar una "renovada economía de libre mercado con sentido social que genere empleos y distribuya la riqueza".