_
_
_
_

Obama: “La decisión es una victoria para los ciudadanos”

El presidente de EE UU sostiene que sacó adelante la reforma porque creía que era bueno para el país y no por motivos políticos Los demócratas reciben la resolución del Supremo con euforia

Eva Saiz
El presidente de EE UU durante su discurso a la nación.
El presidente de EE UU durante su discurso a la nación.LUKE SHARRETT (AFP)

El presidente de Estados Unidos se ha felicitado por la decisión del Tribunal Supremo que este jueves ha respaldado la constitucionalidad de su reforma sanitaria. En su discurso a la nación, que ha ofrecido apenas dos horas después de conocerse el fallo, Barack Obama ha querido huir de la polémica política que ha acompañado a la ley desde su tramitación y se ha centrado en explicar a los ciudadanos los beneficios de la norma.

Más información
Consulta, en inglés, la sentencia del Supremo
El Supremo avala el modelo sanitario de Obama

“Más allá de posturas políticas, la decisión de hoy supone una victoria para los ciudadanos de este país”, ha comenzado Obama. El presidente ha recordado que en EE UU hay 30 millones de ciudadanos que todavía carecen de seguro médico y ha enumerado las ventajas sanitarias de su reforma, avalando, con datos, el impacto que ha tenido sobre los pacientes desde que se aprobó, hace dos años -cobertura por parte del seguro paterno de los menores de 26 años, reducción del coste de los medicamentos para los jubilados, subvención de mamografías, prohibición de denegar la asistencia por enfermedades previas...-

Obama ha querido huir de la polémica política que ha acompañado a la ley desde su tramitación y se ha centrado en explicar a los ciudadanos los beneficios de la norma

Obama no rehuyó hablar sobre el mandato individual -la disposición de la ley que obliga a los ciudadanos a suscribir un seguro médico o abonar una multa en caso contrario-, precisamente la parte de la reforma sobre la que se ha pronunciado el Supremo. Tras defender la necesidad y la justicia de la medida -"quien puede permitirse pagar un seguro médico, debería asumir la responsabilidad de comprarlo”, ha puntualizado-, el presidente ha recordado que el actual candidato republicano, Mitt Romney, la apoyó cuando se decidió incluirla en la reforma sanitaria. “Debería haber quedado claro, que he decidido sacar adelante el mandato individual, no por que me beneficiara políticamente, sino porque siempre pensé que era lo mejor para el país y para los ciudadanos americanos”, ha explicado Obama.

Hasta ahora, el presidente había pasado casi de puntillas sobre el asunto de la reforma sanitaria. Este jueves ha sido la primera vez en la que ha defendido la nueva ley con ahínco, sin embargo, Obama, pese al balón de oxígeno que para su campaña electoral supone la resolución del Supremo, ha preferido dejar de lado la euforia, consciente de que la economía sigue siendo el principal escollo para su reelección. “Ahora hay que seguir hacia adelante y hay que centrarse en nuestro objetivo más urgente: recuperar el empleo, pagar la deuda y reconstruir nuestra economía”, se ha despedido el presidente.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Hasta ahora, el presidente había pasado casi de puntillas sobre el asunto de la reforma sanitaria. Este jueves ha sido la primera vez en la que ha defendido la nueva ley con ahínco

El resto de líderes del Partido Demócrata, sin embargo, no ha tenido el mismo recato que Obama a la hora de mostrar su satisfacción por el fallo del alto tribunal. La líder de la minoría de esa formación en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, una de las principales defensoras de la reforma sanitaria, celebró que con esta decisión “el Supremo haya protegido el derecho de cada americano a garantizar la protección de su salud en el futuro”.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, fue de los políticos progresistas que más prisa se dio por comparecer para congratularse por la decisión del Supremo. Tras recordar que la reforma amplía la cobertura médica a todos los estadounidenses, hizo alusión al enfrentamiento partidista alrededor de la controvertida ley. “Nadie piensa que es perfecta, pero los demócratas han demostrado su voluntad de trabajar con los republicanos”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Eva Saiz
Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_