Romney intenta conquistar el voto conservador en el sur de EE UU

El exgobernador debe convencer al grupo del electorado que más se le ha resistido hasta ahora

El candidato republicano Mitt Romney ofreció ayer un mitin en el puerto de Pascagoula, en Misisipí.
El candidato republicano Mitt Romney ofreció ayer un mitin en el puerto de Pascagoula, en Misisipí.EVAN VUCCI (AP)

Las primarias republicanas regresan al sur y Mitt Romney se enfrenta a su gran prueba entre los votantes conservadores. Allí el todavía favorito para representar al Partido Republicano en noviembre deberá convencer al grupo del electorado que más se le ha resistido hasta ahora.

La victoria en Alabama o Misisipi, que celebran sus comicios el próximo martes, afianzaría aún más la candidatura del exgobernador de Massachussetts. Romney solo ha obtenido hasta el momento la victoria en un Estado de composición similar, Virginia -aunque votaría por Obama en 2008-, pero en el que Rick Santorum y Newt Gingrich, sus mayores rivales en la lucha por el voto conservador, no competían.

Las últimas encuestas apuntan a que el candidato republicano debe recuperar todavía la confianza de los conservadores de Alabama y Misisipi, donde no hay favoritos claros. En Alabama, la media realizada por Real Clear Politics da a Romney una ventaja de apenas un punto, pero hay encuestas en las que Santorum lidera por cuatro. Y en Misisipi, el último sondeo situaba a Gingrich en primer puesto, con el 35% de apoyos y cuatro puntos por delante de Romney.

El exgobernador podría beneficiarse sin embargo de la pugna que deberán librar Santorum y Gingrich por el electorado conservador y religioso: ambos tendrán el martes una de sus últimas oportunidades para demostrar que son la verdadera alternativa a Romney.

Hasta la fecha, Santorum acumula una victoria en las primarias de Tennessee y Gingrich en las de Georgia, dos Estados tradicionalmente republicanos y que votaron el supermartes. La semana que viene, Alabama y Misispi repartirán un total de 90 delegados de manera proporcional, por lo que Romney podría obtener un buen resultado incluso si queda tercero, siempre que las diferencias entre los votos obtenidos por los candidatos sean reducidas.

Más información
Mitt Romney alarga el drama de las elecciones primarias
Romney gana el supermartes republicano pero no logra descolgar a sus rivales
GRÁFICO: Resultados del supermartes
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Romney acumula ya una ventaja de 229 delegados sobre su rival, Rick Santorum, y del 10% en las encuestas a nivel nacional, dos argumentos que necesitará para convencer a los votantes del sur, donde aún no ha logrado buenos resultados.

La campaña de Santorum, por otro lado, aprovecha estos días el impulso de las últimas victorias y reclama que más de 200 líderes conservadores le han dado su respaldo. El candidato, reforzado especialmente por los resultados en Ohio -quedó segundo por una diferencia de apenas un punto porcentual-, argumenta ya en sus mítines que las primarias republicanas “pronto serán cosa de dos”. Tanto él como Romney se han enfrascado estos últimos días en un cruce de peticiones de abandono para que la campaña pueda centrarse en un solo candidato.

Antes de que los comicios lleguen a Alabama y Misisipi, Romney deberá vencer en los caucuses del Estado de Kansas, cuyos resultados serán anunciados este sábado. Santorum es el favorito para vencer allí, ya que ni Romney ni Gingrich han dedicado una sola parada en su campaña para dirigirse a los votantes de Kansas, y Ron Paul solo lo visitará este viernes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS