El Salvador anuncia la captura de miembros de una “nueva guerrilla”

Los detenidos pertenecen a un grupo que se denomina Fuerzas Armadas Revolucionarias Populares

Héctor Mendoza Cordero, subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador, fue tajante al confirmar ayer a EL PAÍS que cinco hombres capturados recientemente pertenecen a un grupo irregular armado que se denomina Fuerzas Armadas Revolucionarias Populares (FARP) 22 de Enero, y que se identifican como miembros de una “nueva guerrilla” que estaría dispersa en varios lugares del territorio salvadoreño.

“Nosotros los hemos capturado tras una investigación de un homicidio en grado de tentativa, es decir, lesiones que provocaron a un poblador del cantón Espíritu Santo. Cuando se hizo un rastreo, nos topamos con ellos y hubo un enfrentamiento de casi 20 minutos. Cinco fueron capturados... El resto huyó”, apuntó el comisionado Mendoza, quien agregó que a los capturados se les decomisaron fusiles AK-47 y M-16, munición, uniformes militares y de la policía.

“Este caso está robustecido. Ellos mismos dicen que son parte de una nueva guerrilla y que están en varios puntos del país. Se les procesará bajo la ley contra el terrorismo porque han estado conspirando en la clandestinidad, están armados, han decomisado armas y extorsionado para preparar a la nueva guerrilla”, dijo del oficial, quien apuntó que no hay antecedentes de este tipo de bandas armadas, presuntamente con fines políticos.

El FMLN, ahora en el Gobierno, asegura que desconoce a ese tipo de fenómenos 

La guerra civil salvadoreña terminó en enero de 1992 en un pacto negociado que se respetó ejemplarmente. El Ejército fue depurado y reducido, mientras que la guerrilla se convirtió en partido político. Nunca después de la firma de la paz hubo conatos de una nueva guerra ni intentos de alzamiento de grupos políticos.

Pese a que la policía dice que uno de los capturados estuvo vinculado a la antigua y extinta guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), esta agrupación, que ahora es el partido de Gobierno, asegura que desconoce a ese tipo de fenómenos. “Lamentamos y condenamos que en este momento de proceso democrático puedan darse o surgir organizaciones armadas, cuando estamos luchando con la violencia que agobia a El Salvador... Lo condenamos”, dijo la diputada y excomandante del FMLN Lorena Peña.

El comisionado Mendoza Cordero afirmó que “no permitiremos ni estos ni otros grupos armados contra la ley”. Mientras, Roberto Rubio, director de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), aseguró que “estos grupos pudieran ser parte de las agrupaciones de narcotraficantes locales que pretenden controlar las zonas fronterizas de El Salvador, donde anteriormente hubo guerrilla, para garantizar los suministros de las drogas y otros contrabandos. Nada se podría descartar”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50