Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ola de frío deja 40 muertos en Italia

El Gobierno trata de hacer frente a los recortes de suministro de gas por Rusia. El bombeo hacia Europa se ha reducido en un 11%, según Ucrania

Roma / Kiev / Belgrado / París
Massimiliano Carullo, alcalde del Mercogliano, en la región de Campania, durante las labores de limpieza de una calle del pueblo.
Massimiliano Carullo, alcalde del Mercogliano, en la región de Campania, durante las labores de limpieza de una calle del pueblo. AFP

La ola de frío que atenaza Italia desde hace días ha causado ya 40 muertos, 11 solo en la jornada del martes. La emergencia ha dejado al descubierto la escasa preparación del país y de su infraestructura de protección civil. El mal tiempo está dando una tregua en el norte y el centro del país, donde se han abierto las escuelas, que como en Roma permanecían cerradas desde el pasado viernes, pero se teme que la situación vuelva a empeorar durante el fin de semana.

El mal tiempo ha causado unas 400 muertos en todo el continente europeo en la última semana. La región más golpeada ha sido Europa del Este. En Ucrania han muerto unas 130 personas y en Polonia más de 60. Dos personas han fallecido este miércoles en Serbia y una en Bosnia, elevando a 23 el número de muertos en los Balcanes, donde más de 70.000 personas se han quedado aisladas en pueblos recónditos, sobre todo en Serbia, pero también en Croacia, Bosnia, Macedonia y Montenegro. Está habiendo varios recortes del tráfico fluvial en el Danubio, donde han tenido que intervenir los rompehielos.

También en Francia las nevadas están complicando la circulación en el centro y en el norte del país. Un total de 55 departamentos franceses, más de la mitad, estaban en alerta naranja, con temperaturas que llegaron a 15 grados bajo cero en carios puntos del interior.

A los problemas causados por las nevadas, en Italia se han sumado la emergencia energética desencadenada por la reducción, en un 18%, del flujo del combustible que habitualmente llega desde Rusia y el aumento del consumo provocado por las bajísimas temperaturas. El Gobierno italiano está empezando a poner en marcha varias medidas de choque.

Este miércoles continuarán las reuniones del Comité de Emergencia, formado por los representantes de varios ministerios, las compañías de energía y de servicios y Ferrocarriles del Estado, ha informado el ministro de Medioambiente, Corrado Clini. Clini ha explicado que todo está bajo control y que "el suministro de gas para uso doméstico afortunadamente no tendrá problemas".

El Ministerio de Desarrollo informó en un comunicado de que por el momento no habrá cortes en el suministro a algunas fábricas ya que "aunque se ha reducido la disponibilidad de gas desde Rusia y Libia y el consumo ha alcanzado récords históricos (unos 460 millones de metros cúbicos al día), se han aumentado las importaciones desde el norte de Europa y Argelia". 

Rusia reduce en más del 10% el bombeo de gas, según Ucrania

Rusia bombea 450 millones de metros cúbicos diarios de gas por el gasoducto que va a Europa a través del territorio ucraniano, 60 millones de metros cúbicos menos de los 510 contratados, un 11% menos, según ha informado este miércoles el ministro ucraniano de Energía, Yoru Boiko.

El vicepresidente de Gazprom, Alexandr Medvédev, aseguró ayer martes que prácticamente la totalidad de la demanda europea ha sido y está siendo satisfecha por el consorcio, a excepción de la primera semana de febrero, cuando en algunos casos las solicitudes superaron en un 50% lo estipulado en los contratos.

En el caso de Italia, Gazprom se lavó las manos y aseguró que las reducciones denunciadas por los clientes del país transalpino, que llegaron según ellos al 30% en días puntuales, no fueron responsabilidad del consorcio ruso al insinuar que el hidrocarburo fue retirado del gasoducto por Ucrania.