Una mujer lanza una lluvia de harina contra el candidato François Hollande

La agresora protestó de este modo por la situación jurídica de su vivienda

La agresora lanza harina a Hollande.
La agresora lanza harina a Hollande.FRED DUFOUR (AFP)

Dice llamarse Claire Seguin, tener 45 años, ser residente en Lille (norte de Francia) y estar desesperada porque los políticos locales no cumplen las leyes y no protegen sus “derechos humanos fundamentales”. Esta tarde, esta mujer indignada ha irrumpido en el escenario de la fundación Abbé Pierre de París y ha lanzado un paquete de harina contra François Hollande, el candidato socialista y favorito para las presidenciales del 22 de abril.

El incidente ha ocurrido cuando Hollande estaba firmando en el atril el “contrato social para un verdadero cambio de orientación de la política de vivienda” promovido por esa fundación que lucha por dar una vivienda más barata y más digna a todos los franceses. La mujer ha saltado al escenario y desde un par de metros ha lanzado la harina alcanzando a Hollande en su costado izquierdo y tiñéndole de blanco el traje, la cara y la cabeza.

Mientras el servicio de seguridad placaba y reducía a la agresora y una parte del público silbaba, el aspirante al Elíseo (que hoy ha visto subir su ventaja sobre Sarkozy hasta los 6,5 puntos) ha mantenido su famosa flema, se ha dado la vuelta hacia el atril y ha rematado la firma del documento.

Tras el ataque, la mujer ha explicado al canal de noticias BFM TV, sin demasiadas precisiones, que está a punto de ser “asesinada por los socialistas” que gobiernan Lille, ciudad cuya alcaldesa es la secretaria general del Partido Socialista, Martine Aubry. Según se ha sabido luego, Claire Seguin había acosado en diciembre pasado a la misma Aubry durante una visita de esta a la radio France Inter, al parecer para exigir una solución a un problema jurídico que atañe a su alojamiento.

Preguntado por la prensa, Hollande ha dicho que no había “visto gran cosa” de lo ocurrido y ha desdramatizado el incidente atribuyéndolo a “una persona irresponsable”. Sobre un eventual refuerzo de su seguridad, Hollande lo ha descartado: “No puedo. Tomo los riesgos que un candidato debe tomar si quiere llegar a los periodistas, a los franceses. Son gajes del oficio”. Su equipo, sin embargo, ha afirmado que reforzará la seguridad del candidato a partir del jueves.

Más tarde, a través de su cuenta de Twitter, Hollande ha añadido: “Hay otras formas de protestar, sigo siempre abierto al diálogo”. El consejero especial del presidente Nicolas Sarkozy, Henri Guaino, que ha intervenido después de Hollande ante el foro de la fundación Abbé Pierre sobre la vivienda precaria, ha calificado el gesto de la asaltante como una “práctica detestable, ya que en democracia las personas deben respetar a los demás”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS