Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 60 muertos en Siria en una nueva jornada de violencia

La explosión de un furgón policial causa la muerte a 15 presos en una carretera del norte del país

La oposición afirma que grupos de desertores controlan una ciudad próxima a Damasco

Al menos 60 personas han perdido la vida este sábado en Siria en una nueva jornada de violencia, la mayoría en la provincia septentrional de Idlib, han informado fuentes del régimen y de los grupos de oposición. Entre los fallecidos figuran los cadáveres sin identificar de 30 personas que fueron hallados este sábado en el Hospital Nacional de Idlib.

Dos artefactos explosivos, colocados en una carretera cercana a la frontera con Turquía, explosionaron al paso de un furgón de instituciones penitenciarias. Al menos 15 presos perdieron la vida y otros 25 resultaron heridos, igual que seis de los guardas que les escoltaban. De momento, ninguna organización ha reivindicado el hecho, aunque las autoridades de Damasco han responsabilizado del mismo a un "grupo armado" no identificado.

La provincia de Idlib ha sido también escenario de enfrentamientos armados entre tropas regulares y un grupo de soldados que supuestamente quería desertar y cruzar al otro lado de la frontera. Otro incidente se registró en la zona sur del litoral mediterráneo, junto a la frontera con Líbano, donde las fuerzas de seguridad dispararon contra un pesquero, matando a uno de sus ocupantes e hiriendo a otro. Según fuentes gubernamentales, el barco estaba siendo utilizando para el contrabando de armas destinadas a los rebeldes.

Según Naciones Unidas, más de 5.000 personas han muerto en Siria desde marzo de 2011, cuando se iniciaron las revueltas contra el régimen de Damasco.

La Liga Árabe analiza el informe de la misión de observadores y planea prorrogarla un mes

Entretanto, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha anunciado a última hora de la tarde que grupos de desertores del Ejército han tomado el control de Duma, a 20 kilómetros de Damasco y uno de los bastiones de contestación al presidente Bachar el Asad. "Grupos de desertores han tomado el control de todos los barrios de la ciudad de Duma, cerca de Damasco, tras violentos combates contra las fuerzas de seguridad sirias", ha indicado por teléfono Rami Abdelrahman, presidente del Observatorio, con base en Londres. Fuentes del Observatorio añadieron posteriormente que los rebeldes se habían visto obligados a replegarse y que los combates continuaban de madrugada. La ausencia de fuentes de información independientes impide confirmar la noticia.

Por otro lado, la Liga Árabe analiza el informe presentado por la misión de observación liderada por el general sudanés Mohamed al Dabi, que será debatido por los ministros de Asuntos Exteriores de la organización. Todo apunta a que la Liga prorrogará la misión durante un mes más, a pesar de su aparente inoperancia y de la oposición del régimen.

La presión sobre Damasco no cede. El Departamento de Estado de EE UU adelantó el viernes la posibilidad de cerrar este próximo martes su Embajada en Damasco debido al deterioro de las condiciones de seguridad. Desde que en julio de 2011 una turba la atacara, las fuerzas de seguridad sirias reforzado el perímetro de seguridad en torno a la legación, lo que hasta el momento ha logrado impedir nuevos incidentes.

Más información