Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton ofrece recompensas a Myanmar para que prosiga las reformas

La Secretaria de Estado ofrece su apoyo al proceso de cambio emprendido por el Gobierno

EE UU exige más avances antes de levantar las sanciones

La activista Aung San Suu Kyi y la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, este jueves en la embajada estadounidense. Ampliar foto
La activista Aung San Suu Kyi y la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, este jueves en la embajada estadounidense. REUTERS

La Secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, ha ofrecido este jueves el primer paquete de recompensas a Myanmar, en respuesta al proceso de reformas emprendido por el Gobierno, a quien ha urgido a que siga esta senda y haga aún más. En el primer viaje al país de un alto cargo estadounidense desde que los militares se hicieron con el poder en 1962, Clinton ha asegurado que Washington dejará de bloquear el incremento de cooperación entre el país asiático y el Fondo Monetario Internacional; apoyará el aumento de programas sanitarios, de lucha contra el tráfico y microfinanciación de Naciones Unidas, y permitirá la participación de Myanmar en la Iniciativa del Bajo Mekong, un grupo regional respaldado por Estados Unidos, destinado a discutir el futuro de la mayor vía fluvial del sureste asiático.

La jefa de la diplomacia norteamericana ha afirmado que puede haber más si las autoridades continúan con los cambios en marcha, como el regreso del embajador estadounidense, tras más de dos décadas. Para ello, según ha dicho, el Gobierno debe liberar a los presos políticos –se estima que aún hay más de 1.000 en las cárceles-, poner fin a la violencia sobre las minorías étnicas y permitir a las organizaciones humanitarias y los periodistas acceder a las zonas en conflicto. También le ha pedido que rompa los intercambios militares con Corea del Norte.

“El presidente (Barack) Obama y yo misma estamos animados por los pasos que usted y su Gobierno han dado para ayudar a su pueblo”, ha dicho Clinton en su encuentro con el presidente, Thein Sein, en la capital, Naypyitaw, informa France Presse. “Estados Unidos está preparado para caminar la senda de la reforma con ustedes si continúan avanzando en la dirección correcta”. Thein Sein –un antiguo general- ha saludado las palabras de la dirigente, y ha afirmado que su visita es “un hito histórico” que “mejorará las relaciones y la cooperación”.

Tras el encuentro, Clinton ha explicado a la prensa que Thein le ha dicho que espera continuar avanzando el proceso de reformas, a lo que ella ha respondido que puede contar con el apoyo de Washington, pero le ha advertido que “mientras las medidas adoptadas hasta ahora pueden no tener precedente y son bienvenidas, son solo el principio”, informa Reuters.

Uno de los asuntos claves del viaje es Corea del Norte. Clinton ha presionado al Gobierno asiático para que detenga lo que funcionarios estadounidenses califican de contactos ilícitos con Pyongyang, incluido el comercio de tecnología de misiles, y respete las sanciones impuestas por la ONU a Corea del Norte por su programa de armas nucleares. Responsables americanos presentes en la reunión han dicho que Thein Sein ha ofrecido un mensaje de tranquilidad y ha comunicado la intención de su país de respaldar las resoluciones del Consejo de Seguridad. La misma fuente ha asegurado que Myanmar está considerando ratificar el protocolo adicional de la Agencia de la Energía Atómica, que permitiría más espacio para las inspecciones de sus instalaciones nucleares, y que Thein Sein ha solicitado la ayuda de Estados Unidos para hacer la transición de décadas de gobierno militar a uno completamente civil.

Organizaciones de derechos humanos y algunos legisladores en Estados Unidos creen que Washington puede estar yendo demasiado deprisa en el respaldo al nuevo Ejecutivo civil de Myanmar, y Clinton ha dejado bien claro que hacen falta más avances antes de que puedan ser levantadas las sanciones económicas que han asfixiado la economía del país asiático, uno de los más pobres del mundo.

Tras la reunión con los líderes de Myanmar, Clinton ha viajado a la antigua capital, Rangún, para mantener una cena privada con la líder opositora democrática y Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, con quien mañana tendrá una reunión formal. Suu Kyi ha mostrado hoy su apoyo al viaje de Clinton en una videoconferencia desde su casa en Rangún con periodistas en Washington, a quienes les ha dicho que respalda totalmente los esfuerzos estadounidenses para evaluar las reformas ocurridas en Myanmar desde que la Junta de los generales cedió el poder a líderes civiles, como consecuencia de las elecciones celebradas en noviembre del año pasado, que fueron ganadas por una agrupación política respaldada por los militares. La opositora ha insistido que Estados Unidos debe vigilar que el nuevo Gobierno de su país no dé marcha atrás en el proceso de cambios y que debe “hablar alto y claro” si gente que entra en política es detenida. Suu Kyi, que tiene un amplio apoyo entre su pueblo, ha confirmado que se presentará a las próximas elecciones parciales (48 escaños) al Parlamento, que aún no han sido convocadas.

Más información