Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenciones y desalojos por todo EE UU contra el movimiento Ocupa Wall Street

Desmanteladas un centenar de tiendas de campaña en Oakland. Cerrados los campamentos de Salt Lake City, Denver, Saint Louis y Portland. La policía retiene a unos cien activistas.

Un activista es introducido en una ambulancia tras ser desalojada del campamento de Portland.
Un activista es introducido en una ambulancia tras ser desalojada del campamento de Portland. AP

El fin de semana se ha saldado con un balance muy negativo para el movimiento Ocupa Wall Street. La policía ha desmantelado cuatro campamentos y detenido a cerca de 70 personas después de duros enfrentamientos. En Oakland, una de las ciudades donde la movilización ha cobrado más fuerza, con incidentes violentos, decenas de agentes antidisturbios han hecho una batida -ayudados por un helicóptero policial que iluminaba la zona- para retirar un centenar de tiendas de campaña y desalojar a los indignados, informa Reuters. En la operación, en la que han participado decenas de agentes antidisturbios, la policía ha detenido al menos a 32 personas.

El campamento de Salt Lake City (Utah), el de Denver (Colorado), los de Saint Louis (Misuri) y el de Portland (Oregon) ya son historia. En el caso de este último hicieron falta dos intentos para su desmantelamiento ya que los activistas resistieron una primera intervención policial. En el campus de Berkley (California), decenas de activistas fueron detenidos cuando se manifestaban a favor del movimiento Ocupa Wall Street, que en los últimos días parece estar moviendo sus bases de las plazas públicas a los centros universitarios forzado por los desalojos y el rechazo de la población, que empieza a no desear su presencia en sus vecindarios.

En Berkley distintas fuentes informaron de que las autoridades de la universidad habían dado permiso a los activistas para quedarse toda una semana siempre y cuando no instalaran tiendas de campaña o emplearan cocinas o estufas que dieran la impresión de que la gente vivía allí. Sin embargo los manifestantes votaron a favor de desobedecer esa orden y establecieron un campamento denominado Occupy Cal (Ocupemos California). Los canales de televisión mostraban imágenes de la policía arrastrando a los manifestantes fuera de las escalinatas del campus y golpeando con porras a algunos que coreaban consignas como “somos el 99%” y “dejen de pegar a los estudiantes”.

En Salt Lake City la orden de desalojo llegó después de que un activista del grupo de indignados muriera el pasado viernes supuestamente por una sobredosis de droga, según informó un periódico local. Otra muerte, el suicidio de un vagabundo, que según la policía se quitó la vida con un arma robada, llevó a otra orden de evacuación el sábado en Burlington (Vermont).

Los canales de televisión mostraban imágenes de la policía arrastrando a los manifestantes fuera de las escalinatas del campus

Las autoridades de los distintos Estados que han decretado desalojos están tomando diferentes opciones de cara al futuro. En Utah, se permitirá a los indignados que regresen durante el día pero no podrán pernoctar. Mientras, en Oakland (California), donde se ubica uno de los campamentos más grandes del país, los manifestantes ignoraron el aviso de evacuación decretado tras el asesinato a tiros de un joven el pasado jueves en las cercanías del campamento. Las autoridades han anunciado que arrestarán a todo aquel que intente pasar la noche en la plaza.