Michelle Obama entra en campaña

La primera dama protagoniza un acto de homenaje a los veteranos de guerra como parte de sus actividades para pedir la reelección de su marido

La primera dama de EE UU Michelle Obama, da un discurso hoy en Hampton (Virginia) mientras la mira su esposo, el presidente Barack Obama.
La primera dama de EE UU Michelle Obama, da un discurso hoy en Hampton (Virginia) mientras la mira su esposo, el presidente Barack Obama.JASON REED (REUTERS)

El momento fue meloso e incluso con cierto toque machista: “Mírenla, hace todo este trabajo y además se la ve tan guapa”. Barack Obama piropeaba así a su mujer Michelle cuando ésta comparecía junto a él en un acto en Langley (Virginia) de homenaje a los veteranos de guerra. En realidad, el evento estaba a cargo de la señora Obama, que irrumpe así en lo que será una larga campaña electoral para la reelección de su marido a la Casa Blanca en 2012.

Michelle Obama mira a su pareja y le sonríe. “Bravo por las parejas del Ejército”, dice. “Los veteranos y sus parejas representan lo mejor que nuestro país tiene que ofrecer”, prosigue la Primera Dama, “esas empresas no quieren perderse la oportunidad de contar con vuestras capacidades. Con vosotros, las compañías norteamericanas cuentan con la mano de obra más talentosa y trabajadora del país”. “Por eso es por lo que el presidente está aquí conmigo”, prosigue Michelle Obama, que vuelve a dirigir una cálida mirada a su esposo. “Por eso es por lo que el presidente está aquí conmigo. Por eso estás aquí, tan implicado”, le dice Michelle bromeando y jugando con el hecho de que el presidente ha pasado ya fuera de casa tres días en un viaje de campaña por Carolina del Norte y Virginia. A partir de ya, la pareja más importante de EE UU se verá con menos frecuencia. Y eso que falta más de un año para las elecciones.

Qué suerte tenemos de tenerla como primera dama”, dice el presidente de EE UU

El acto de campaña escenificado por la señora Obama ha valido para anunciar que diversas empresas, grandes y pequeñas, se comprometen a contratar a 25.000 veteranos y parejas de ellos en los próximos dos años. Y para que el mundo sepa lo que Obama piensa de la mujer que comparte su vida, es madre de sus dos hijas y era mucho más exitosa que él antes de que abandonase su carrera por ceder el paso a la de su esposo. “No me gusta subir aquí al estrado tras Michelle. Ella lo hace todo tan bien… Tengo mucha suerte de haberme casado con Michelle Obama. Si dicen que lo más importante es casarse bien, yo lo he conseguido. He mejorado los genes en mi familia”. Aplausos y risas. “Qué suerte tenemos de tenerla como primera dama de EE UU”, finaliza el presidente.

Luego hubo tiempo para la dura y salvaje economía que tiene en paro a más del 9% de la población estadounidense: Obama ha anunciado que su plan es que las empresas ofrezcan trabajo a 100.000 veteranos y sus parejas antes de finales de 2013. Desde que comenzara la guerra de Afganistán, y contando luego con la de Irak, tres millones de veteranos se han reincorporado a la vida civil. De momento, serán 270 empresas, entre ellas Procter & Gamble, Sears y Siemens, las que contraten a 25.000 veteranos. “Entendemos lo que habéis hecho por vuestro país”, dice el presidente. “No tiene sentido que no encontréis trabajo al volver a casa”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS