Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en Alemania dos sospechosos de planear un atentado

La policía de Berlín informa de que los individuos adquirieron sustancias químicas en cantidades inusuales y cree que pretendían elaborar un explosivo

La policía berlinesa ha detenido a dos personas acusadas de preparar un atentado terrorista. Según las autoridades, los detenidos habían comprado productos químicos susceptibles de ser manipulados para fabricar explosivos. Dice la policía que los acusados adquirieron dichos productos sospechosos "en cantidades muy superiores a lo normal". Los detenidos no habían comenzado aún la preparación del atentado ni tampoco la fabricación de una bomba.

Se cree que los arrestados, un hombre de 28 años procedente de la Franja de Gaza y su supuesto cómplice libanés, de 24 años, actuaron por su cuenta. De momento no hay indicios de que mantuvieran contactos con ninguna organización terrorista internacional. La Fiscalía los acusa de preparar "un grave ataque violento contra el Estado". No hay indicios que permita relacionar estos supuesto planes terroristas con la visita papal a Alemania dentro de dos semanas ni con el próximo aniversario del atentado islamista contra las Torres Gemelas de Nueva York.

Antes de ordenar la captura de los acusados, la Fiscalía ordenó el registro de una asociación cultural islámica en el popular barrio de Wedding, al norte de la capital alemana. Los detenidos viven en los barrios de Kreuzberg y Neukölln, al sur de Berlín. La policía ha encontrado los productos químicos en sus domicilios. La investigación no se dirige contra la asociación cultural de Wedding ni tampoco contra la mezquita asociada Ar-Rahman, en la Tromsöer Strasse. Según fuentes policiales, el registro de sus dependencias se ha debido a que los detenidos eran feligreses habituales de la mezquita y pasaban allí mucho tiempo.

Las sospechas contra los dos hombres comenzaron hace meses, cuando hicieron una serie de pedidos de ácidos y de grandes cantidades de paquetes fríos, de los que se utilizan para calmar dolores o hinchazones tras las lesiones deportivas. Al parecer, los geles anticongelantes que contienen los paquetes fríos, mezclados con otras sustancias, sirven para fabricar explosivos. Dos empresas informaron a las autoridades de las cantidades "inusuales" de estos pedidos privados. La policía puso en marcha un dispositivo de vigilancia que ha llevado a los registros y a las detenciones de hoy.