Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno británico investigará las acusaciones de colaborar con el régimen de Gadafi

Varios informes de la inteligencia libia ponen en entredicho a Reino Unido y EE UU por su colaboración en la captura de un disidente en 2004

Un portavoz del primer ministro británico Cameron ha anunciado que investigará las acusaciones de colaboración con el régimen de Gadafi. Las nuevas autoridades libias acusan a Londres y Washington de colaborar conjuntamente en la captura de un disidente en 2004. En concreto de Abdelhakim Belhaj, actual comandante de Trípoli, quien ha exigido hoy disculpas a ambos gobiernos.

Según este comunicado la Comisión de Investigación de Detenidos está "bien posicionada" para investigar las alegaciones denunciadas en los últimos días. Por su parte, David Cameron tiene previsto dirigir un escrito al parlamento esta misma tarde.

Los documentos, encontrados por personal de Human Rights Watch en Trípoli, revelan que el MI6 y la CIA mantuvieron un diálogo regular con la Inteligencia libia, en particular con Musa Kusa, ex jefe de los servicios de inteligencia libios y ministro de Exteriores cuando comenzaron las protestas y uno de los primeros en desertar.

Entre los documentos, según ha recogido la prensa británica, figurarían cartas y faxes enviados a Kusa con el encabezamiento "saludos desde el MI6" y una felicitación de Navidad personal firmada por un espía como "tu amigo".

"No está claro exactamente a qué ascienden las alegaciones", ha señalado el portavoz, subrayando que el Gobierno británico "no tiene una imagen clara de estos documentos, de ahí el que una investigación como la de la citada comisión está bien situada para considerar la cuestión".

Por su parte, la Comisión de Investigación de Detenidos, originariamente creada para investigar los casos de los casos de los británicos retenidos en la prisión estadounidense de Guantánamo, ha señalado que puesto que su cometido es "analizar la extensión de la implicación del Gobierno británico o su conocimiento en el trato inadecuado de detenidos, incluida su entrega", "evaluará estas alegaciones de la implicación de Reino Unido en la entrega a Libia (de presuntos terroristas) como parte de nuestro trabajo". En este sentido, la comisión ha explicado en un comunicado que "solicitará más información al Gobierno y a sus agencias tan pronto como sea posible".

Belhaj exige una disculpa

"Lo que me ocurrió fue ilegal y merezco una disculpa". Abdelhakim Belhaj, actual comandante militar de Trípoli, ha exigido a los gobiernos británico y estadounidense una disculpa por haber colaborado conjuntamente en su captura.

Según unos documentos de los servicios de inteligencia libios encontrados por un periodista canadiense en Trípoli, Belhaj habría sido capturado por la CIA en Bangkok -con su mujer embarazada- y entregado a las autoridades libias. El comandante fue encarcelado durante siete años en la prisión de Abu Selim en Trípoli, donde él afirma que fue interrogado por miembros de los servicios secretos británicos.