La UE acuerda un embargo al petróleo sirio

El 90% de las compras españolas a Damasco corresponden a crudo

La Unión Europea decidió ayer dar una nueva vuelta de tuerca en las sanciones contra el régimen sirio, con la imposición de un embargo sobre el petróleo. El embargo afecta a la compra, importación y transporte de productos petrolíferos, pero no entrará en vigor hasta el 15 de noviembre a demanda de Italia, que quería retrasar su aplicación hasta finales de dicho mes para respetar los contratos en curso. Italia, Alemania, Francia, Holanda, España y Austria son los únicos países de la Unión que compran petróleo a Damasco.

La medida puede tener serios efectos sobre la economía siria, ya que el 95% de sus exportaciones de petróleo se dirigen a la UE, mientras que solo el 1,5% de las importaciones de la Unión (7,8 millones de toneladas el año pasado) proceden de dicho país. Las autoridades de Damasco ya han anunciado que sustituirán a sus clientes europeos por China y Rusia si la UE veta sus productos petroleros, que constituyen hasta un tercio de las exportaciones totales del país. Washington se adelantó a Europa en la imposición del embargo petrolero, aunque se trató de una medida simbólica, pues las compras de EE UU son insignificantes.

Más información
Rusia critica las sanciones de la UE a Siria
Francia califica de crímenes contra la humanidad la represión siria
Mueren 30 personas en otra oleada de represión del régimen en Siria

España importó el año pasado de Siria productos por valor de 177 millones de euros y exportó por 161 millones, según datos de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior. El 90% de las importaciones españoles corresponden a compras de crudo sirio que se refina en España. Durante el primer semestre de este año dichas compras han experimentado un notable incremento hasta superar los 135 millones, de los que 110 se produjeron en el mes de mayo, iniciadas ya las revueltas en Siria.

Los Veintisiete acordaron también ampliar la lista de personalidades y empresas sirias que tienen prohibida su entrada en la UE y cuyos activos han sido congelados. A las 50 personalidades y una decena de empresas afectadas hasta ahora se suman cuatro y tres respectivamente.

La Unión ha acordado ya varias rondas de sanciones contra el régimen de El Asad, empezando por el embargo de armas, pero hasta ahora no ha conseguido disuadirle de que ponga fin a la represión, que ha causado la muerte de más de 2.200 civiles desde el inicio de las protestas, a mediados de marzo pasado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS