EE UU se reúne con enviados de Gadafi para transmitirles el mensaje "claro y firme" de que debe irse

Los rebeldes libios expulsan a las tropas del dictador del enclave estratégico petrolero de Brega

Un día después de que Estados Unidos reconociera formalmente a la oposición libia como la única autoridad legítima del país árabe, emisarios estadounidenses se han reunido con representantes del régimen de Muamar el Gadafi para transmitirles el "claro y firme" mensaje de que el lider libio debe irse. "El encuentro no fue una negociación, fue la entrega de un mensaje. El único movimiento posible para Gadafi es dimitir", ha dicho una fuente del Departamento de Estado estadounidense, que ha detallado que la reunión se celebró el sábado en Túnez por espacio de tres horas.

Al inusual encuentro asistieron por parte estadounidense Jeff Felt, asesor de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y otros dos altos funcionarios de la Casa Blanca cuya indentidad no ha trascendido. Fuentes oficiales estadounidenses no han detallado los nombres de los enviados libios a la reunión aunque han descartado que la misma se celebrase en territorio libio.

El Gobierno libio, por su parte, ha reconocido este lunes que mantuvo contactos con Estados Unidos y ha aplaudido las discusiones siempre que sean sin la imposición de condiciones previas. "Apoyamos cualquier diálogo , cualquier iniciativa de paz", pero "que dejen a los libios decidir su futuro", dijo el portavoz del régimen, Ibrahim Musa.

Fuentes oficiales estadounidenses citadas por Al Yazira aseguran que el encuentro fue propiciado por Estados Unidos después de contactar con funcionarios libios que les habían transmitido la idea equivocada de que el compromiso estadounidense para que Gadafi abandonara el poder era menos firme que el expresado por sus aliados europeos. "Fuentes oficiales del régimen de Gadafi llevan varias semanas realizando llamamientos a sus homólogos estadounidenses, y en esos contactos han apreciado por error que Estados Unidos estaba a otro nivel diferente al del resto de la comunidad internacional y que vería con buenos ojos la continuidad de Gadafi en Libia", ha explicado esta fuente.

El encuentro EE UU - Libia tuvo lugar al día siguiente de que Washington diera plena legitimidad al Consejo de Transición que agrupa a la oposición en Bengasi, la capital de los insurgentes, durante una reunión al más alto nivel en Turquía del llamado Grupo de Contacto sobre Libia, que agrupa a más de 40 países. El reconocimiento del Consejo Nacional Transitorio es un importante paso diplomático que podría desbloquear miles de millones en fondos para los rebeldes.

Los rebeldes avanzan en el este

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Queda limpiar la ciudad y alrededores de minas enterradas y expulsar o que se rindan los dos centenares de leales a Muamar el Gadafi que resisten en Brega, la terminal petrolífera crucial para el abastecimiento de combustible a los rebeldes libios, situada a 250 kilómetros de Bengasi y a 750 de la capital, Trípoli. Pero portavoces de los sublevados aseguraron ayer que los soldados fieles al dictador emprendieron la huida hacia Ras Lanuf ?otra importante instalación petrolera?, a 100 kilómetros de Brega, que ha sido la línea del frente oriental desde hace tres meses. Más de 30 soldados y combatientes perecieron en la batalla.

Es la mayor victoria de los alzados contra las tropas del dictador en el este de Libia en varias semanas, lo que no significa que su paso adelante no sea reversible. Ya ha sucedido en muchas ocasiones, tanto en Libia oriental, concretamente en Brega, como en el occidente del país.

No obstante, y pese a los frecuentes retrocesos, los avances de los rebeldes suelen seguir un patrón: dos pasos al frente y uno atrás.

Omar el Hariri, responsable de Asuntos Militares del Consejo Nacional de Transición, aseguró que "[el uso] de minas terrestres es una nueva táctica de Gadafi porque está desesperado". En realidad, la táctica no es tan nueva porque el Consejo ya denunció la siembra de minas en Brega y sus inmediaciones hace cuatro meses.

Los sublevados ya se hicieron con el control de Brega y Ras Lanuf a comienzos de la rebelión, en marzo. Pero tuvieron que retroceder debido a su escuálido armamento y nulo adiestramiento. Poco a poco, con la ayuda de algunos países que participan en la misión de la OTAN, han mejorado ligeramente su capacidad de fuego.

Rebeldes libios de camino a Brega.
Rebeldes libios de camino a Brega.GIANLUIGI GUERCIA (AFP)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción