Chirac será definitivamente juzgado en septiembre

El expresidente francés está acusado de delitos de corrupción cometidos en su etapa como alcalde de París

Jaques Chirac, ex presidente de la República francesa, de 78 años, se sentará finalmente en el banquillo de los acusados en septiembre. Así lo ha decidido hoy el Tribunal de Casación, que ha desestimado el recurso de inconstitucionalidad presentado el 8 de marzo por el abogado del ex jefe de Gabinete de Chirac (inculpado también en el mismo proceso). Este recurso sorpresivo paró entonces en seco el proceso cuando se celebraba la segunda jornada y todavía Chirac no había hecho acto de presencia.

Todo apunta ahora a que el viejo ex presidente hará frente a este histórico proceso, en el que se le acusa de distintos delitos de corrupción cometidos en su etapa de alcalde de París (1977-1995). A Chirac se le imputa el arbitrar y consentir un sistema por el cual una treintena de empleados de su partido de entonces, el RPR, de centro derecha, -y un puñado de amigos y conocidos- se beneficiaban de un sueldo mensual pagado enteramente por el Ayuntamiento de París sin que ninguno ejerciera la más mínima actividad municipal. En algunos casos se trataba de una manera encubierta de financiar el partido. En otros, la causa del sueldo era, según la Fiscalía, mero amiguismo. Los cargos exactos de los que el ex presidente Chirac deberá defenderse son, entre otros, desvío de fondos públicos y abuso de confianza.

Más información
Un juez inculpa a Chirac por un segundo caso de corrupción
Aplazado el juicio de Chirac hasta junio
La defensa de Chirac pide el aplazamiento del juicio
Chirac dice en sus memorias que no se fiaba de Sarkozy

Hasta ahora, se ha librado de comparecer ante el tribunal debido, precisamente, a su función presidencial, que comenzó a ejercer en 1995 y a la inmunidad que gozaba por virtud de su cargo. Bastó que dejara de ser presidente de Francia en 2007 para que la maquinaria judicial se pusiera en marcha. Chirac, que arrastra problemas de salud (tiene dificultades al andar, al oír y padece fallos en la memoria), acudirá al juicio. Así lo ha manifestado hoy su abogado Georges Kiejman.

El ex presidente francés, que goza de cierta popularidad en Francia, ha sido un constante protagonista mediático en las últimas semanas en Francia por la publicación del segundo tomo de sus memorias (Le temps présidential), en el que asegura que, durante su etapa al frente del Gobierno, jamás se fió del todo de Nicolas Sarkozy, por entonces ministro. No sólo por eso: recientemente, afirmó -él asegura que en broma- que en las próximas elecciones presidenciales de 2012 votará al posible candidato socialista François Hollande, natural de la región de Corrèze como él, y no a Sarkozy.

Jacques Chirac se dirige hacia su oficina en París, el  31 de enero de 2011.
Jacques Chirac se dirige hacia su oficina en París, el 31 de enero de 2011.JACQUES DEMARTHON/AFP/GETTY IMAGES
Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS