La revuelta en Siria

Los tanques bombardean varios focos de la revuelta en Siria

Homs, Banias, Harra y el sur de Damasco sufren el acoso de las fuerzas gubernamentales.- El Gobierno sirio ordena a una comisión preparar un nuevo proyecto de ley para celebrar elecciones generales

El régimen sirio sigue empeñado en ahogar a sangre y fuego las revueltas democráticas que exigen desde hace mes y medio el fin de la dictadura. Los tanques enviados por el Gobierno de Bachar El Asad a la ciudad de Homs, la tercera del país árabe, han abierto fuego a primera hora de esta mañana contra el barrio residencial de Bab Amro, según informa Reuters citando a un activista de derechos humanos. "Homs está siendo sacudida por las explosiones provocadas por proyectiles de tanque y ametralladoras", ha narrado Najati Tayrara. Al menos cinco personas han muerto durante este ataque. La agencia estatal Sana ha informado también de que hay otra víctima mortal en Deraa, corazón de la revuelta y represión del régimen sirio. Además,

Más información
La UE sanciona a 13 miembros del régimen sirio por la represión
Cronología de las revueltas en Siria
EE UU impone sanciones económicas al presidente de Siria

En el sur de Siria, en la localidad de Harra, al menos trece personas han muerto como consecuencia de los proyectiles lanzados por tanques y los disparos realizados por las fuerzas de seguridad. Según informa el New York Times, han detenido a unas 360 personas en Maadamiya y otras ciudades en las afueras de Damasco, que se unen al número estimado de 10.000 que siguen bajo custodia. Precisamente el sur de la capital ha vivido hoy una jornada violenta en la que se han registrado varios ataques que han dejado al menos 12 muertos.

En otro de los escenarios de las protestas, la ciudad portuaria de Banias, las fuerzas y cuerpos de seguridad han liberado en las últimas horas a más de 300 personas arrestadas durante las múltiples manifestaciones que han tenido lugar en ese enclave, informa la cadena árabe Al Arabiya. Las liberaciones han sido confirmadas por grupos opositores y se producen después de que el Ejército diera por restaurados los servicios básicos y reducido el riesgo de nuevos choques. "Muchos de los liberados han sido golpeados con dureza y sometidos a insultos y vejaciones", ha denunciado Rami Abdelrahman, director del Observatorio sirio para los Derechos Humanos.

El agua, la electricidad y las telecomunicaciones han vuelto a Banias, pero los tanques permanecen desplegados en las principales avenidas, según ha podido constatar el observatorio. Doscientas personas, entre ellas varios líderes de la revuelta, han sido encarceladas, según ha denunciado este organismo.

Siria retira su candidatura para ocupar un puesto en la ONU

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En la parte diplomática, Siria ha retirado su candidatura a ocupar un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH), después de que numerosos Estados se opusieran a ello debido a la cruenta represión ejercida contra los manifestantes pacíficos que protestan contra el régimen de Bachar al Asad. Fuentes diplomáticas han confirmado la decisión de Siria de renunciar a ser candidato del grupo asiático a ocupar un puesto en ese órgano en la próxima elección, e indicaron que previsiblemente será Kuwait el que se presente en su lugar.

La asesora del presidente sirio y a la postre portavoz del régimen, Bouthaina Shaaban, ha defendido la actuación de las fuerzas de seguridad ante el desafío que en su opinión representan los "militantes armados" que han manipulado "las demandas legítimas de los ciudadanos" y que no son más que "una combinación de fundamentalistas, extremistas y contrabandistas".

"Creo que ya hemos superado el momento más peligroso. Espero que estemos presenciando el final de esta historia", ha explicado Shaaban a un corresponsal de The New York Times, uno de los escasos periodistas occidentales que ha sido autorizado a visitar el país durante unas horas. El resto de la prensa internacional sigue vetada.

Mientras, la comunidad internacional continúa con su presión sobre Siria. Después de que la UE sancionara ayer a 13 miembros del régimen, entre elllos el hermano y mano derecha del presidente El Asad, en castigo por la represión, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha reclamado hoy el fin de los arrestos masivos de manifestantes antigubernamentales y que el presidente sirio escuche las peticiones de reforma y libertad. Ban Ki-moon, en una comparecencia en Ginebra, ha exigido que se permita la entrada de funcionarios de Naciones Unidas en Deraa y en otras ciudades rebeldes para evaluar la situación y calibrar las necesidades de la población.

"Pido al presidente Asad que atienda los llamamientos de su pueblo que reclama reformas y libertad y desista de perpetrar arrestos masivos de manifestantes pacíficos y que coopere con las organizaciones de derechos humanos".

Nuevas promesas

El primer ministro sirio, Adel Safar, ha dictado una resolución para crear una comisión que prepare un nuevo proyecto de ley para la celebración de elecciones generales. El comité, integrado por ocho expertos juristas, tiene que presentar los resultados de su trabajo al primer ministro en un plazo no mayor de dos semanas.

El responsable del comité, Neyem al Ahmed, subsecretario del Ministerio de Justicia, ha comunicado que ya han comenzado su tarea y que la finalizarán en el tiempo fijado.

"La comisión lleva a cabo un estudio de las leyes árabes e internacionales para escoger lo que mejor tienen", ha indicado Al Ahmed, quien ha agregado que establecerán contactos con un gran número de especialistas para recabar opiniones y beneficiarse de su experiencia.

Según Al Ahmed, su objetivo es elaborar un borrador de ley para los comicios generales similar a los mejores que están vigentes en el mundo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS